Publicado 16/11/2021 19:47CET

El Salvador.- La Fiscalía de El Salvador pide al Supremo reabrir el caso de la masacre de jesuitas

Archivo - El ex militar salvadoreño Inocento Orlando Montano se sienta en el banquillo durante una sesión de su juicio este lunes en Madrid, un proceso de la justicia española por la matanza de cinco sacerdotes jesuitas de origen español, asesinados la ma
Archivo - El ex militar salvadoreño Inocento Orlando Montano se sienta en el banquillo durante una sesión de su juicio este lunes en Madrid, un proceso de la justicia española por la matanza de cinco sacerdotes jesuitas de origen español, asesinados la ma - Pool - Archivo

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

El fiscal general de El Salvador, Rodolfo Delgado, ha pedido a la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia que reabra el caso de la matanza en 1989 de un grupo de jesuitas, entre ellos el ideólogo de la Teología de la Liberación Ignacio Ellacuría.

La Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia salvadoreña cerró definitivamente el expediente del caso en 2020, argumentando que los delitos ya habían prescrito.

"He decidido presentar un amparo en contra de la resolución pronunciada por la Sala de lo Penal, mediante la cual se decidió declarar sin lugar una serie de recursos de casación y mediante el cual estaba definitivamente, hasta este momento cerrado, el caso denominado jesuitas", ha indicado Delgado, recoge el diario salvadoreño 'El Mundo'.

"En este momento, la decisión es de los magistrados de la Sala de lo Constitucional, quienes tienen la última palabra para decidir si en realidad se realiza una investigación adecuada que abarque a todos los que estuvieron involucrados, sin importar el cargo que ostentaban cuando sucedieron los hechos", ha agregado.

El 11 de septiembre de 2020, la Audiencia Nacional de España condenó a 133 años de cárcel al coronel Inocente Orlando Montano Morales, de 78 años, por la muerte de cinco sacerdotes españoles en 1989. Junto a Ellacuría, en la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas murieron otros cinco religiosos --cuatro de ellos españoles-- así como una empleada doméstica y la hija de esta.

Contador