El Salvador lamenta la suspensión de una reunión de tres países centroamericanos con EEUU sobre seguridad y migración

Bandera de El Salvador
TWITTER
Actualizado 10/09/2018 8:14:13 CET

   SAN SALVADOR, 9 sep (Reuters/Notimérica)

   El Gobierno de El Salvador dijo en la noche del sábado que lamenta la suspensión de una reunión de cancilleres de tres países centroamericanos y Estados Unidos programada para la próxima semana en Washington para discutir el plan regional Alianza para la Prosperidad.

   Representantes de Guatemala, Honduras y El Salvador iban a buscar soluciones para mejorar la seguridad y las condiciones de vida en la región, donde la pobreza y la violencia obligan a decenas de miles a emigrar cada año a Estados Unidos.

   Sin embargo, el Gobierno salvadoreño dijo en un comunicado que había recibido la notificación de Estados Unidos sobre la cancelación de la reunión. Además, expresó su disposición de asistir a una nueva convocatoria.

   Citando dos fuentes anónimas del gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, The Washington Post reportó el viernes que la conferencia fue cancelada abruptamente en medio de tensiones diplomáticas con El Salvador y Guatemala.

   Sin embargo, un funcionario del Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos dijo al diario que la reunión fue pospuesta debido a un conflicto de calendario y no debido a tensiones diplomáticas.

   El Gobierno de El Salvador rechazó "versiones periodísticas de medios estadounidenses" y el subsecretario de Relaciones Exteriores de Honduras, José Isaías Barahona, también dijo que la reunión fue cambiada por razones de agenda. Representantes del gobierno de Estados Unidos y Guatemala no estuvieron disponibles de inmediato para comentar la situación.

   Lanzada en 2014, la Alianza para la Prosperidad fue una apuesta de Estados Unidos para frenar las olas migratorias de El Salvador, Guatemala y Honduras mediante el fortalecimiento del crecimiento económico y la financiación de programas de seguridad.

   Las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y los tres países en la región, conocido como el Triángulo Norte de Centroamérica, han sido tirantes en las últimas semanas.

   Estados Unidos dijo la semana pasada que llamó a consultas a sus máximos diplomáticos en El Salvador, Panamá y República Dominicana debido a las decisiones de esos países de no seguir reconociendo a Taiwán.

   El Gobierno de Guatemala ordenó la misma semana impedir el ingreso del jefe la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), días después de que decidió no renovar la estancia de la misión anticorrupción de Naciones Unidas.

   "El Salvador está listo para participar y al pendiente de que esta conferencia sea reprogramada," dijo el Gobierno, agregando que la alianza ha sido desde el inicio una prioridad para el Gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén.