La ONU denuncia ejecuciones extrajudiciales en la lucha contra las pandillas en El Salvador

Agnes Callamard, relatora especial de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales
REUTERS / ANDREW MARSHALL
Actualizado 06/02/2018 8:33:52 CET

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

La relatora especial de Naciones Unidas sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, Agnes Callamard, ha denunciado este lunes ejecuciones extrajudiciales y abuso de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad de El Salvador en el marco de su lucha contra las pandillas.

"He hallado un patrón de comportamiento entre el personal de seguridad, que podría considerarse como ejecuciones extrajudiciales y uso excesivo de la fuerza", ha manifestado en una rueda de prensa en el marco a su visita al país.

"Esto se fomenta aún más por las muy débiles respuestas de las principales instituciones públicas, incluyendo a nivel de investigación y judicial", ha manifestado, según ha informado el diario salvadoreño 'El Mundo'.

Así, se ha pronunciado contra las medidas de seguridad aplicadas por el Gobierno, resaltando que ponen a miles de detenidos "bajo condiciones crueles e inhumanas".

"Las condiciones espantosas que he presenciado no pueden explicarse solamente por consideraciones de seguridad. Esto me lleva a la conclusión de que su principal finalidad es la deshumanización de los detenidos", ha manifestado.

"Dichas medidas ilegales deben cesar inmediatamente", ha recalcado, reiterando que las mismas no se justifican por el hecho de que el país tenga una de las tasas de homicidios más altas del mundo.

En respuesta a las declaraciones de Callamard, la portavoz de la Policía, Evelyn Marroquín, ha recalcado que "la institución policial está firme en investigar y esclarecer los casos que haya que hacer", tal y como ha recogido la agencia británica de noticias Reuters.

"Entendemos que en una institución como la nuestra puede haber algunos casos de policías que no hagan bien su trabajo, pero la línea institucional es que todos los policías que estamos trabajando debemos hacer las cosas en el marco de la ley", ha recalcado.

Organizaciones de derechos humanos han denunciado ejecuciones extrajudiciales y abuso de la fuerza en los operativos del gobierno del presidente, Salvador Sánchez Cerén, que mantiene una ofensiva militar contra las pandillas el Barrio 18 y su rival la Mara Salvatrucha.

Las organizaciones han señalado que unos 1.325 presuntos pandilleros murieron entre 2014 y junio de 2017 en supuestos enfrentamientos contra policías y militares, que las autoridades han alterado las escenas del crimen y colocado armas a las víctimas.

En 2017, el país registró una tasa de 60 homicidios por cada 100.000 habitantes, una de las más altas del mundo, de acuerdo con la ONU.