Publicado 03/11/2021 12:43CET

El Salvador.-El presidente del Parlamento salvadoreño asegura que habrá represalias ante la supuesta compra de diputados

Archivo - Un hombre con una bandera de El Salvador
Archivo - Un hombre con una bandera de El Salvador - CAMILO FREEDMAN / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asamblea Legislativa de El Salvador, Ernesto Castro, ha asegurado que tomará las medidas necesarias contra aquellos que incurran en la compra de diputados "sin importar quiénes sean".

El también diputado del gubernamental partido Nuevas Ideas ha señalado así que "no seguirán jugando con el país" y ha prometido que habrá represalias contra aquellos que se encuentran "detrás de las conversaciones mantenidas con algunos diputados" de su formación.

Así, ha sostenido en una entrevista con el Canal 10 que "ahora tienen pagados grupos terroristas" que "conspiran y hacen complots" contra el Gobierno. "Tranquilos, ya vamos a descubrir quiénes son y vamos a llegar a las últimas consecuencias", ha aseverado.

"Lo que han hecho con el querer comprar a estos diputados, nosotros vamos a dar ejemplo. Van a ver nuestras acciones. Ya van a ver a partir de ahora, porque lo que hicieron fue enojarnos, indignarnos", ha aseverado, si bien no ha mencionado a nadie en concreto.

En este sentido, ha lamentado que hayan "faltado el respeto" a El Salvador, aunque ha admitido que es algo que considera "que siempre han hecho". "Las personas que estén detrás de esto, no importa quién sea, y lo repito, con este país no van a seguir jugando, con estos diputados no van a jugar", ha hecho hincapié.

"Lo que ustedes piensan que nosotros no somos capaces de hacer nos están dando más fuerza para seguir trabajando", ha añadido antes de referirse a estas personas como "traidores de la patria".

Sus palabras llegan después de que se difundiera un audio en el que se puede escuchar a varios diputados de Nuevas Ideas conversar sobre la posibilidad de que cerca de una veintena de ellos abandonen el grupo parlamentario.

La Embajada de Estados Unidos, que no se ha pronunciado a lo largo de la jornada tras conocer estas declaraciones, sí aseguró el lunes que carece de intención alguna de "conspirar para dividir al Parlamento". En un comunicado, la legación estadounidense negó categóricamente las acusaciones vertidas por Nuevas Ideas.

El presidente del país, Nayib Bukele, no ha tardado en reaccionar y calificar dichos actos de "injerencistas", unas críticas a las que ya se sumaba a principios de esta semana Castro, que ha asegurado que podría tratarse de un delito de cohecho.