Actualizado 21/09/2007 03:55 CET

El Salvador.- El presidente salvadoreño advierte de que Latinoamérica vive "experimentos socialistas peligrosos"

CORAL GABLES, (FLORIDA, EE.UU.), 21 Sep. (EP/AP) -

El presidente de El Salvador, Elías Antonio Saca, advirtió ayer de que Latinoamérica atraviesa un momento preocupante de "experimentos socialistas peligrosos", en los que algunos gobernantes al llegar al poder confiscan libertades y cierran empresas.

Saca realizó estas declaraciones en el curso de la jornada inaugural de la Conferencia de las Américas celebrada en Coral Gables, en el estado estadounidense de Florida. Además de defender el sistema que rige en El Salvador, Saca criticó la falta de libertades en algunas naciones de la región, a las cuales, sin embargo, no identificó.

"La preocupación en América Latina es no volver al pasado, al pasado de dictaduras", expresó Saca en una improvisada rueda de prensa al terminar su presentación 'El caso de éxito de El Salvador, de la guerra a la paz'.

"Lamentablemente estamos viendo a muchos países a los que sus dirigentes llegan con todas sus libertades, pero al llegar al poder destruyen las libertades y eso es lo más peligroso que le puede pasar a un país", manifestó. "No estamos viendo los mejores ejemplos en estos momentos", indicó. Además, Saca subrayó que los gobernantes tienen que recordar que sus cargos son temporales y no por tiempo indefinido.

"En el caso de El Salvador no hay reelección ni a mí se me ocurrió pedir la reforma de la Constitución, porque sería cambiar las reglas del juego", sostuvo, además de atribuir el "éxito" de su país al respeto a las libertades, la estabilidad política, la continuidad y la previsibilidad.

"El Salvador es un país totalmente libre, abierto (...) no hay forma de que un país progrese sin libertades", indicó. "Me preocupa mucho los experimentos socialistas en América Latina, son experimentos peligrosos que al final van a destruir la institucionalidad", advirtió.

El presidente centroamericano quiso resaltar que "mientras en otros lados se cierran empresas y se confiscan las libertades, en El Salvador hemos hecho todo lo contrario".