Santos ve en la posible visita del Papa un "espaldarazo al proceso de paz"

Actualizado 06/04/2015 21:01:06 CET

BOGOTÁ, 6 Abr. (Colprensa/EP) -

   El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha considerado este lunes que la futura visita del Papa Francisco al país, que se produciría en 2016, supone un "espaldarazo al proceso de paz" que su Gobierno mantiene con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

   Según Santos la carta enviada desde el Vaticano a los obispos colombianos la semana pasada, en la que se expresa el deseo del Pontífice de viajar a Colombia, "en el fondo es un espaldarazo al proceso de paz, pues pone unos puntos muy importantes sobre qué significa la paz y cómo hay que hacer la paz".

   Además, ha recordado que desde su visita a Roma en 2013 el Santo Padre apoyó los esfuerzos de su Gobierno para terminar el conflicto armado, enviando constantes mensajes a través del cuerpo eclesiástico colombiano, para que no desista en la negociación.

   "El Papa es consciente de las dificultades pero ve que hay posibilidades de llegar a un final exitoso (...) mucha gente no cree, porque no cree en las FARC y no los culpo, porque nos han engañado muchas veces, pero en esta ocasión percibo que hay verdadera voluntad de llegar a unos acuerdos", ha sostenido Santos durante el programa Agenda Colombia.

   Por otra parte, ha asegurado que en el marco del proceso se han priorizado los derechos y garantías de las víctimas, tanto en el proceso de reparación, como en el punto que abordan actualmente las partes en la mesa de negociación.

   En este sentido, ha invitado a los colombianos a que salgan a las calles este jueves con motivo del Día Nacional de la Memoria y Solidaridad con las Víctimas para ofrecerles su apoyo. "Yo voy a estar porque es un día muy importante, porque este es el conflicto que se soluciona por primera vez en la historia con las víctimas en el centro de la solución", ha afirmado.

   "Las tenemos que ayudar, las víctimas a veces solo quieren un reconocimiento por parte de la sociedad y es necesario para sanar las heridas", ha defendido el mandatario, aclarando que está estudiando si permite que funcionarios públicos puedan sumarse a las manifestaciones en apoyo a la paz y las víctimas este jueves.

CARTA DEL PAPA

   El Papa pidió la semana pasada que el proceso de paz en Colombia se cimente "desde las víctimas" en una carta enviada por el Secretario de Estado, Pietro Parolin, en nombre del Pontífice, al presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Luis Augusto Castro Quiroga.

   "La construcción de la paz es un proceso complejo, que no se agota en espacios o en planes de corta duración. Hay que arriesgarse a cimentar la paz desde las víctimas, con un compromiso permanente para que se restaure la dignidad, se reconozca su dolor y se repare el daño sufrido", subrayó.

   En la misiva --en la que ha expresado "gran afecto, cercanía y solidaridad, a quienes han padecido las consecuencias del conflicto armado en todas sus expresiones"-- ha invitado a la Iglesia de Colombia a "seguir trabajando en favor de la justicia, de la fraternidad, de la solidaridad, del diálogo y del entendimiento, que son fundamentos de la construcción de una sociedad renovada".

   Así, pidió a los obispos y sacerdotes colombianos que luchen "sin descanso contra toda forma de injusticia, de inequidad, de corrupción, de exclusión, males que destruyen la vida misma de la sociedad".

   Para el Santo Padre, edificar una paz estable y duradera significa también "trabajar por unas sanas relaciones en las familias, afectadas hoy por preocupantes situaciones de violencia para que, transformadas por la fuerza del Evangelio, sean semilla y escuela di una cultura de paz y de reconciliación".

   "No hay que perder el ánimo y la esperanza ante las dificultades que esta tarea encierra y seguir trabajando por la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición", recalcó. Asimismo, manifestó su intención de visitar Colombia, aunque el Vaticano todavía no ha confirmado una fecha concreta. Pablo VI visitó Colombia en 1968 y Juan Pablo II en 1986.

Para leer más