Publicado 11/01/2022 23:55CET

Save the Children dice que "el nivel de sufrimiento humano en Afganistán ha eclipsado al de cualquier otra crisis"

Archivo - Jóvenes afganos recogen plástico y otros materiales en el río de Kabul para venderlos de cara a su reciclaje en Afganistán
Archivo - Jóvenes afganos recogen plástico y otros materiales en el río de Kabul para venderlos de cara a su reciclaje en Afganistán - Oliver Weiken/dpa - Archivo

MADRID, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

La organización no gubernamental Save the Children ha afirmado este martes que "el nivel de sufrimiento humano en Afganistán ha eclipsado al de cualquier otra crisis humanitaria en el mundo", con cerca de trece millones de niños, lo que supone dos de cada tres, en necesidad de ayuda humanitaria.

"Las cifras son casi imposibles de comprender: se espera que casi todo el país se hunda en la pobreza, y más de la mitad de la población se enfrente a niveles críticos de hambre", ha alertado la directora interina de Save the Children en Afganistán, Fiona McSheehy, según un comunicado de la ONG.

McSheehy ha afirmado que "las cifras sólo cuentan una parte de la historia" y ha pedido a la comunidad internacional responder al llamamiento de Naciones Unidas para obtener más de 5.000 millones de dólares (unos 4.406 millones de euros) para entregar ayuda a 22 millones de personas en el país y otros 5,7 millones de refugiados afganos en cinco países de la región.

"Para conocer el verdadero alcance de esta crisis, hay que ver a los niños y niñas dolorosamente delgados que son llevados a nuestras clínicas con desnutrición severa, a las madres desesperadas que pasan días sin comer para que sus hijos e hijas hambrientos puedan comer, a las familias que sobreviven durante semanas con nada más que pan, acurrucadas bajo mantas para mantenerse calientes porque no pueden pagar la leña", ha manifestado.

"No se trata sólo de las familias más desfavorecidas, sino de casi toda la población que lucha por sobrevivir"", ha apuntado McSheehy, quien ha agregado que el número de niños y niñas que hacen frente a desnutrición ha pasado de 3,2 a 3,9 millones desde principios de 2021.

En el evento también ha participado Asuntha Charles, directora de World Vision Afganistan, organización que desde 2001 opera en el país junto a otros organismos y agencias de Naciones Unidas.

"Durante el último año, he sido testigo de primera mano del dramático deterioro en la condición de los niños, sus familias y comunidades. Afganistán ahora es uno de los países del mundo con el mayor número de personas en niveles de emergencia de hambre (IPC 4). Más de la mitad de todos los niños menores de cinco años se enfrentan a la desnutrición aguda", ha alertado Charles.

"En esta situación desesperada, hay una incidencia cada vez mayor de padres que venden a sus hijos, especialmente a las niñas, para alimentar a la familia. Lamentablemente, también estamos viendo una reversión de algunos de los importantes logros de desarrollo conseguidos para proteger a los niños", ha dicho.

"Teniendo en cuenta las diversas restricciones de financiación, la alta inflación y el consiguiente aumento del hambre, pedimos a los donantes y a las agencias líderes de coordinación humanitaria que prioricen el apoyo de asistencia alimentaria de emergencia a las poblaciones vulnerables, como niños y niñas, mujeres embarazadas y lactantes", ha demandado.

Por último, Charles ha pedido a la comunidad internacional que aprueben "lo antes posible" la Resolución 2615 (2021) del Consejo de Seguridad, que contempla las finanzas y la entrega de asistencia humanitaria. "El tiempo apremia porque el invierno ya está aquí. Necesitamos llegar a personas que de otro modo serían inalcanzables y ayudar a aquellos que podrían haber sido olvidados", ha remarcado.

El Plan de Respuesta Humanitaria para Afganistán anunciado este martes contempla 4.440 millones de dólares (cerca de 3.877 millones de euros), el mayor hasta la fecha, con el objetivo de aumentar la entrega de alimentos, atención sanitaria, cobijo de emergencia, acceso a agua e instalaciones de saneamiento, educación y tratamientos para la desnutrición.

Así, se ve completado con un Plan de Respuesta Regional a Refugiados que pide 623 millones de dólares (alrededor de 549 millones de euros) para 40 organizaciones que trabajan en protección, sanidad y nutrición, seguridad alimentaria, cobijo, agua e instalaciones de saneamiento, resiliencia, educación, logística y telecomunicaciones.

Contador