Publicado 03/08/2022 18:34

El sector servicios español mantuvo un crecimiento sólido en julio, a pesar de la inflación

Archivo - Terrazas de restaurantes llenas de gente durante el segundo día de la apertura parcial de la hostelería en Santiago de Compostela, A Coruña, Galicia (España), a 27 de febrero de 2021. La Xunta de Galicia reabrío ayer viernes parcialmente la host
Archivo - Terrazas de restaurantes llenas de gente durante el segundo día de la apertura parcial de la hostelería en Santiago de Compostela, A Coruña, Galicia (España), a 27 de febrero de 2021. La Xunta de Galicia reabrío ayer viernes parcialmente la host - Álvaro Ballesteros - Europa Press - Archivo

MADRID, 3 Ago. (EUROPA PRESS) -

El crecimiento de la actividad del sector servicios de España mantuvo en julio una evolución positiva con un sólido ritmo de expansión, según el índice de gerentes de compras (PMI), que se situó en 53,8 puntos, frente a los 54 del mes anterior, a pesar de la inflación y del deterioro de las expectativas económicas.

"El sector servicios de España mostró un comportamiento positivo en julio, y la actividad se expandió a un ritmo sólido, respaldada por niveles más altos de nuevos pedidos y una nueva creación de empleo", destacó Paul Smith, economista de S&P Global Market Intelligence.

La expansión del sector servicios español en julio contrasta con la contracción registrada en el sector manufacturero, cuyo crecimiento se deterioró hasta los 48,7 puntos, desde los 52,6 del mes anterior, situándose por primera vez desde mayo de 2020 por debajo del umbral de los 50 puntos que separa el crecimiento de la contracción.

De este modo, en julio, el PMI compuesto de la economía española se moderó a 52,7 puntos, frente a los 53,6 enteros del mes anterior, lo que indica el nivel más débil de expansión de la actividad del sector privado en el país de los últimos seis meses.

En este sentido, Smith advirtió de que, a medida que el repunte de la actividad relacionado con la relajación de las restricciones por la pandemia continúa desvaneciéndose, las empresas encuestadas informaron de la creciente indecisión de los clientes debido al aumento de la inflación y del temor de una recesión económica.

"La confianza en el futuro se desplomó notablemente, registrando una fuerte caída mensual en comparación con junio, y se suma a la creciente posibilidad de que el sector se enfrente a un clima cada vez más desafiante en los próximos meses", añadió.

Contador