Publicado 29/04/2020 15:01:31 +02:00CET

El Senado de Lesoto enmienda la Constitución para limitar los poderes del primer ministro para disolver el Parlamento

Lesoto.- El Senado enmienda la Constitución para limitar los poderes del primer
Lesoto.- El Senado enmienda la Constitución para limitar los poderes del primer - Michael Brochstein - Archivo

Aumentan las presiones sobre Thabane para que dimita por el escándalo del asesinato de su esposa en 2017

MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Senado de Lesoto aprobó el martes una enmienda a la Constitución para limitar las competencias del primer ministro a la hora de disolver el Parlamento y convocar nuevas elecciones, en medio de las presiones contra Thomas Thabane para que dimita a causa del escándalo que le implica con el asesinato en 2017 de su esposa.

El proyecto de ley, presentado por el opositor Lekhetho Rajouane, da mayor importancia al Parlamento en el proceso de su propia disolución, especialmente en casos en los que el primer ministro haga dicha petición al rey o en los que se apruebe una moción de censura contra el Gobierno.

Así, sostiene que el primer ministro no puede aconsejar al rey la disolución del Parlamento a menos que obtenga el apoyo de la mayoría del organismo legislativo, dejando como única opción que dimita del cargo para forzar este proceso, según ha recogido la agencia estatal lesotense de noticias, LENA.

En la actualidad, el primer ministro tiene dos opciones en caso de que se apruebe una moción de censura contra su Ejecutivo, que son dimitir en tres días o recomendar al rey que disuelva el Parlamento --aún sin contar con una mayoría--, ante los crecientes temores de que fuera la vía que adoptara Thabane ante las presiones para que dimita.

Thabane suspendió en marzo durante tres meses el Parlamento después de que la Cámara Baja aprobara un proyecto impidiéndole convocar nuevas elecciones si pierde una moción de confianza, si bien el Tribunal Constitucional revocó la decisión.

Por último, el proyecto de ley crea un mecanismo para el nombramiento de un nuevo primer ministro en caso de que el anterior fallezca ocupando el cargo o dimita, dependiendo del tiempo que quedara hasta la celebración de las próximas elecciones.

La votación se saldó con el respaldo al proyecto --previamente aprobado por mayoría por la Asamblea Legislativa-- de 24 de los 33 senadores. El Senado está integrado por 22 jefes tribales hereditarios y once cargos nombrados por el rey por consejo del primer ministro.

La enmienda constitucional ha llegado apenas unos días después de que el primer ministro rechazara el acuerdo anunciado por el Gobierno para garantizarle una salida "digna, elegante y segura" y recalcara que "no aceptará los llamamientos" a que abandone el cargo.

El Ejecutivo publicó el 20 de abril un comunicado tras la visita al país de una delegación oficial sudafricana, un día después de que Thabane ordenara un breve despliegue del Ejército para "lidiar con elementos indeseables" entre las fuerzas de seguridad.

El despliegue militar tuvo lugar después de que Thabane ordenara el arresto del jefe de la Policía, Holomo Molibeli, y a otros altos cargos policiales que investigan el caso y que le han acusado de jugar un papel en el asesinato de Lipolelo Thabane.

El primer ministro afirmó el 20 de febrero que dimitirá a finales de julio, después de que las investigaciones policiales le vincularan con el asesinato de su antigua esposa, pero los llamamientos para que abandone el cargo inmediatamente han aumentado en las últimas semanas, también dentro de su partido.

"Aún estoy en mi mandato legal y no sé de dónde viene toda esta prisa. No voy a ceder a sus demandas", señaló Thabane el 24 de abril, al tiempo que incidió en que "pueden hacer lo que quieran, pero no voy a hacerlo".

Por otra parte, desveló que abandonará la gubernamental Convención de Todo Basoto (ABC) debido a los planes en su seno para cesarle. Así, criticó "el hambre de poder de los jóvenes" que le "faltan al respeto" en vez de "verle como una fuente de sabiduría".

EL ASESINATO

Lipolelo Thabane fue asesinada a tiros dos días antes de que Thabane jurara el cargo para un segundo mandato como primer ministro, cuando atravesaba un complicado proceso de divorcio.

Las autoridades emitieron una orden de arresto contra su actual esposa y primera dama, Maesaiah Thabane, quien ya ha sido imputada. El primer ministro ha comparecido ante un tribunal, pero por ahora no ha sido acusado.

El primer ministro fue vinculado en el caso por Molibeli después de que los datos sobre comunicaciones revelaran que su móvil aparecía entre los cruces de llamadas en la escena del crimen.

El documento salió a la luz en unos documentos judiciales firmados por Molibeli después de que el primer ministro intentara suspenderle por otro asunto. El propio Molibeli confirmó días después su autenticidad en declaraciones a medios sudafricanos.

Las autoridades imputaron a Maesaiah Thabane el 4 de febrero después de que se entregara a la Policía tras cerca de un mes fugada. Sin embargo, fue liberada bajo fianza un día después tras pagar mil lotis (unos 61,5 euros), una decisión que ha sido apelada por el riesgo de fuga existente.

Contador