Senadores brasileños son recibidos con abucheos al aterrizar en Caracas

Publicado 18/06/2015 23:19:54CET
Aeropuerto Venezuela, caso Snowden, Maduro
REUTERS

   RÍO DE JANEIRO, 18 Jun. (Notimérica) -

   La comitiva de senadores brasileños que este jueves visitaba Venezuela para encontrarse con los presos de la oposición ha encontrado numerosas dificultades nada más aterrizar en Caracas, donde han sido recibidos con una protesta de 'chavistas' y su autobús, tras quedar atrapado en el tráfico, ha vuelto al aeropuerto y ha encontrado la terminal cerrada.

   El grupo de brasileños, encabezado por el ex candidato a la presidencia Aécio Neves y el que iba a ser su vicepresidente Aloysio Nunes --del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña, PSDB--, ha interpretado la situación caótica como un intento del régimen de Nicolás Maduro de poner trabas a su visita.

   El primer incidente se ha producido cuando un grupo de medio centenar de manifestantes protestaba contra la visita rodeando el autobús y gritando consignas como "Chávez no murió, se multiplicó", aunque antes la policía local ya había parado el vehículo, según apunta la prensa brasileña.

   Al verse en esa situación los senadores brasileños se han puesto en contacto por teléfono con la embajada brasileña en Caracas y con el presidente del Senado, Renan Calheiros, que ya ha dicho que pedirá explicaciones al Gobierno de Dilma Rousseff: "Voy a telefonear a la presidenta para exigirle una reacción altiva. Cualquier agresión a nuestra delegación es una agresión al legislativo", ha dicho.

   La recepción por parte venezolana estaba compuesta por la ex diputada María Corina Machado, la mujer de Leopoldo López, Lilian Tintori; la esposa de Antonio Ledezma, Mitzy Capriles; y la mujer de Daniel Ceballos, Patricia de Ceballos, que han acompañado a los brasileños en todo momento y les han mostrado las dificultades a las que, en su opinión, se enfrenta la oposición.

   "Si el régimen pensaba que bloqueando las calles impediría que los senadores constataran la situación de los Derechos Humanos en Venezuela consiguió lo contrario. En menos de tres horas han descubierto lo que es vivir en la dictadura de hoy en Venezuela", ha escrito Machado en su cuenta de Twitter.

   La intención de la comitiva era ir directamente a la cárcel de Ramo Verde, en las afueras de la capital, donde intentarían visitar al opositor Leopoldo López, encarcelado desde hace más de un años por fomentar violentas protestas contra Maduro en 2014.

   Por la tarde querían almorzar con representantes de la MUD, la principal coalición opositora, así como mantener reunión con parientes de estudiantes presos en las manifestaciones del año pasado y verse con el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, en arresto domiciliar.

   La visita a Venezuela se produce como respuesta a lo que la oposición brasileña considera una tibieza inaceptable del Gobierno de Rousseff, que siempre ha defendido que los problemas de Venezuela son una cuestión interna y ha optado por la no intervención.

Para leer más