Publicado 02/11/2020 12:32CET

El 'sí' se impone en el referéndum constitucional en Argelia con un 67% de los votos y ante una escasa participación

Referéndum constitucional en Argelia
Referéndum constitucional en Argelia - Farouk Batiche/dpa

MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El referéndum constitucional celebrado el domingo en Argelia se ha saldado con cerca del 67 por ciento de los votos a favor del 'sí', en medio de una participación históricamente baja que refleja el descontento de la población con el proyecto impulsado por el presidente, Abdelmayid Tebune, quien ha hecho de la revisión de la Carta Magna una de sus principales bazas políticas.

El presidente de la comisión electoral, Mohamed Charfi, ha indicado en rueda de prensa que los resultados provisionales apuntan a un apoyo al proyecto por parte del 66,8 por ciento de los votantes, según ha recogido la agencia estatal argelina de noticias, APS.

El referéndum ha contado con una tasa de participación del 23,7 por ciento, la más baja en la historia del país. El anterior mínimo se registró en diciembre, cuando Tebune accedió a la Presidencia tras unas elecciones en las que esta cifra fue cercana al 40 por ciento. Este dato fue del 50,7 por ciento en 2014 y del 74,56 por ciento en 2009.

El nuevo texto constitucional comenzó a elaborarse tras la llegada al poder de Tebune a raíz de la dimisión en abril de 2019 del histórico líder argelino Abdelaziz Buteflika, tras semanas de movilizaciones a nivel nacional contra su intención de presentarse a un quinto mandato.

El presidente, quien tras su victoria en los comicios --rechazados por los manifestantes, que exigían la cancelación de la votación y la salida del poder de personas del círculo de Buteflika para un cambio real--, tendió la mano a la oposición y se comprometió a acometer una reforma de la Carta Magna para dar respuestas a las exigencias de la población.

Sin embargo, los manifestantes han criticado que las autoridades han mantenido las detenciones de activistas y la persecución de la disidencia y han denunciado que los cambios propuestos --que consolidan la figura del presidente y la del Ejército-- son insuficientes y no pasan de modificaciones cosméticas para dar una apariencia de democratización.

La votación se celebró en una fecha marcada de simbolismo, ya que el 1 de noviembre se conmemora el inicio de la Guerra de Independencia en 1954, conflicto que concluyó en 1962 con la independencia del país de Francia, la metrópoli. De hecho, el lema de la campaña de cara al referéndum ha sido 'Noviembre 1954: Liberación. Noviembre 2020: Cambio'.

Contador