Publicado 28/01/2021 17:49CET

Los siete grupos del Parlamento canario piden por carta a Biden que EEUU respete las resoluciones de la ONU en el Sáhara

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, firma una orden ejecutiva ante la mirada de la vicepresidenta, Kamala Harris.
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, firma una orden ejecutiva ante la mirada de la vicepresidenta, Kamala Harris. - 2021 GETTY IMAGES / ALEX WONG

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

Todos los grupos del Parlamento de Canarias, con la firma de más de 50 representantes --PSOE, CC-PNC, PP, NC, Sí Podemos, ASG y Cs-- han suscrito una carta dirigida al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para que revoque la decisión de su antecesor en el cargo, Donald Trump, sobre el Sáhara Occidental.

Los representantes de los siete grupos solicitan al mandatario norteamericano que retome el apoyo a las resoluciones de las Naciones Unidas (ONU), que reconocen el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui, y a la legalidad internacional dado su reconocido compromiso con el multilateralismo.

A través del Intergrupo de Apoyo al Pueblo Saharaui de la Cámara canaria, en el marco de una campaña trasladada al resto de los legislativos del Estado español y de otros países y anteponiendo la resolución pacífica del conflicto, los firmantes señalan que la proclamación de Trump de reconocimiento de la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental contradice la Carta de las Naciones Unidas y uno de los principios fundamentales de la Constitución de EE UU, el derecho a la autodeterminación.

Así, apelan al "conocido y firme compromiso" de Biden con el "multilateralismo", y el "respeto" de Estados Unidos a sus obligaciones internacionales les lleva a "albergar la esperanza de que revocará esta declaración ilegal reafirmando la posición tradicional de su país respecto al estatuto jurídico del Sáhara Occidental y el derecho del pueblo saharaui a la libre autodeterminación y a la libertad".

Los representantes del Legislativo canario muestran la esperanza de que "renueve su apoyo a los preceptos de la legalidad internacional, el estado de derecho y el escrupuloso respeto por el derecho del pueblo saharaui de decidir libre y democráticamente su estatus político de conformidad con el principio de derecho a la autodeterminación consagrado en la Carta de las Naciones Unidas y en las pertinentes resoluciones de Naciones Unidas".