Publicado 11/03/2020 05:28CET

Siria.- ACNUR llama a no olvidar a los desplazados sirios tras nueve años de "tragedia, resiliencia y solidaridad"

Siria.- ACNUR llama a no olvidar a los desplazados sirios tras nueve años de "tr
Siria.- ACNUR llama a no olvidar a los desplazados sirios tras nueve años de "tr - Mohssen Assanimoghaddam/dpa

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

ACNUR ha llamado este martes a no olvidar a los desplazados sirios tras nueve años, desde que comenzó la guerra en Siria, de "tragedia, resiliencia y solidaridad".

El conflicto sirio comenzó el 15 de marzo de 2011 y el pueblo siria experimenta una "tragedia aguda" desde entonces, ha recordado ACNUR. Según el organismo, cada segundo un hombre, mujer y niño sirio ha sido desplazado por la fuerza desde el comienzo del conflicto, a menudo más de una vez. De hecho, los sirios representan la población de refugiados más grande del mundo.

En este contexto, la agencia de la ONU para los Refugiados ha puesto de relevancia la "increíble resiliencia" que la población siria ha mostrado año tras año desde el comienzo del conflicto.

"Mientras la mayoría de los refugiados en los países vecinos viven por debajo del umbral de la pobreza, también se esfuerzan por ganarse la vida y crear un futuro para ellos y sus familias, buscando regresar a casa pero contribuyendo a las economías de los países que los acogen generosamente", ha destacado ACNUR.

En el noroeste de Siria, los enfrentamientos han obligado a casi un millón de personas a irse de la región desde diciembre de 2019, viviendo en condiciones "terribles", según ACNUR.

Al mismo tiempo, ACNUR ha señalado que, en otras partes del país, muchas familias y comunidades han tratado de reconstruir sus vidas y seguir adelante a pesar de la interrupción generalizada de los servicios, la destrucción de sus propiedades y las dificultades económicas.

"Me siento profundamente humillado por el valor y la resistencia de los sirios. Día tras día se han enfrentado al sufrimiento y las privaciones", ha señalado el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi.

"Al entrar esta crisis en su décimo año, insto al mundo a que no olvide a los que siguen desplazados en Siria y a los que se han visto obligados a huir al extranjero", ha agregado, antes de pedir "reconocer y apoyar" la generosidad de los países vecinos, "uno de los mayores actos de solidaridad en décadas". "Sin embargo, debemos mantener el rumbo. Se necesita más", ha zanjado.

SOLIDARIDAD

En cuanto a la solidaridad, el organismo dependiente de la ONU ha subrayado la que han mostrado los gobiernos de Turquía, Líbano, Jordania, Irak, Egipto y otros países de la región, que han proporcionado a los sirios "protección y seguridad, abriendo sus escuelas, hospitales y hogares a los refugiados sirios".

Asimismo, la respuesta internacional se ha expandido en los últimos años, gracias a las "generosas contribuciones" de gobiernos, el sector privado y particulares, ha destacado ACNUR, que también ha mencionado a "actores clave" como el Banco Mundial y la consecución del Plan Regional de Respuesta y Resiliencia a los Refugiados, dotado con 14.000 millones de dólares, coordinado por la agencia y Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Así, el desafío ha consistido en mantener y expandir este apoyo en la región, especialmente en un momento en el que las comunidades de acogida, como Líbano, viven con dificultades económicas. "La brecha entre las necesidades reales y los recursos disponibles se amplía cada día", ha insistido ACNUR.

ESPIRAL DE VULNERABILIDAD

En este sentido, la agencia de la ONU ha aseverado que la falta de ayuda, el acceso limitado a los servicios de salud y la educación aumentan los costes diarios y corren el riesgo de empujar a las familias de refugiados a una espiral irreversible de vulnerabilidad.

"Por desesperación, algunos refugiados se ven obligados a sacar a sus hijos de la escuela para trabajar y mantener a sus familias. Otros reducen sus comidas diarias. Vulnerables a la explotación y el abuso, algunos recurren a las calles, los matrimonios precoces o el trabajo infantil", ha abundado ACNUR.

"Los países de acogida siguen necesitando financiación previsible y oportuna para poder seguir apoyando a los millones de refugiados sirios, para garantizar que los servicios nacionales puedan hacer frente y ampliar las oportunidades tanto para los refugiados como para las comunidades de acogida", ha recordado el organismo.

La agencia de la ONU también ha recordado la necesidad de apoyar a los sirios que desean volver a casa. Además, ha aludido al Pacto Mundial sobre Refugiados, respaldado por Naciones Unidas en 2018, que ofrece a los gobiernos y al sector privado un plan para el enfoque de toda la sociedad a las crisis de refugiados a través de "una respuesta más predecible y un reparto equitativo de la responsabilidad".