Publicado 20/12/2020 15:32CET

Siria.- Alemania y Finlandia repatrían a 23 mujeres y niños de los campamentos del Estado Islámico en Siria

Una mujer con niqab en el campamento de familiares de milicianos de Estado Islámico en Al Hol, en Siria
Una mujer con niqab en el campamento de familiares de milicianos de Estado Islámico en Al Hol, en Siria - CAROL GUZY / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

BERLÍN, 20 Dic. (DPA/EP) -

Alemania y Finlandia han repatriado a 23 mujeres y niños de los campos de internamiento de simpatizantes del Estados Islámico levantados en el este de Siria. Se trata de familiares de los combatientes del grupo yihadista, derrotado militarmente en febrero de 2019.

El Ministerio de Asuntos Exteriores finlandés ha informado de la llegada de dos mujeres con seis menores hijos suyos repatriados en una operación conjunta con las autoridades alemanas. Berlín, por su parte, ha dado cuenta de la repatriación de tres mujeres y doce menores durante el fin de semana.

Una de las mujeres ha sido detenida a su llegada al aeropuerto Frankfurt, acusada de terrorismo. La mujer viajó en marzo de 2015 a Siria, con 15 años de edad, se unió al Estado Islámico y se casó con un miembro del grupo. Además tenía una mujer yazidí como esclava, según la Fiscalía alemana.

"Es un alivio. Ayer pudimos traer de vuelta a doce menores más y tres madres vinculadas desde los campamentos del noreste de Siria", ha explicado el ministro de Asuntos Exteriores alemán, Heiko Maas. "Es una buena noticia que llega poco antes de Navidad y nos hace confiar en que podremos conseguir la vuelta también en otros casos. Vamos a trabajar en ello en las próximas semanas y meses", ha añadido.

Un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores finlandés, Jussi Tanner, ha explicado en rueda de prensa que "se ha tardado demasiado en conseguir la vuelta de estos niños". Tanner ha acompañado a los repatriados durante el vuelo. La Policía finlandesa investigará si se deben imputar delitos a los mayores de edad.

Hay varios campamentos de simpatizantes del Estado Islámico levantados en el noreste de Siria y controlados por las milicias kurdas de las Unidades de Protección Popular (YPG), el más importante el de Al Hol.

"Los campos del noreste de Siria suponen un riesgo para la seguridad a largo plazo. Cuanto más tiempo permanezcan los niños en los campos, sin protección ni educación, más difícil será contrarrestar el extremismo", ha señalado el Ministerio de Asuntos Exteriores finlandés. Finlandia estima que hay unos 15 menores finlandeses y menos de diez madres en los campos de internamiento del noreste de Siria.