Publicado 15/03/2021 17:49CET

Siria.- Damasco acusa a la UE del "sufrimiento" del pueblo sirio y rechaza que pueda desempeñar "algún rol positivo"

Archivo - El presidente de Siria, Bashar al Assad
Archivo - El presidente de Siria, Bashar al Assad - -/SANA/dpa - Archivo

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

Damasco ha responsabilizado este lunes a la Unión Europea (UE) del "derramamiento de sangre" y el "sufrimiento" de la población siria y ha rechazado que el bloque pueda desempeñar "algún rol positivo", cuando se cumplen diez años de conflicto en el país asiático.

En un comunicado recogido por la agencia de noticias oficial siria, SANA, el Ministerio de Exteriores sirio ha señalado que la UE "apoya el terrorismo" y "ejerce el terrorismo económico" y ha criticado la declaración que ha emitido sobre el país para conmemorar el aniversario de la guerra, que está "lleno de desaciertos y alegaciones surrealistas".

Esto, según la cartera de Exteriores siria, "confirma la misma política hostil hacia Siria". Así, ha precisado que el "terrorismo económico" al que se refiere se lleva a cabo a través de "las medidas coercitivas unilaterales ilícitas", lo que, en última instancia, "hace de esa institución responsable del derramamiento de sangre de los sirios y su sufrimiento en términos de condiciones de vida".

"La UE no tiene derecho a presumir de interés por los sirios y no es apta para desempeñar cualquier rol positivo mientras siga en esa alineación infructuosa", ha agregado, censurando "la mentalidad colonialista que aún acaricia los sentimientos de algunos miembros de la UE", que "pertenece al pasado".

En este sentido, ha asegurado que los sirios "no permitirán" a los franceses "interferir" en sus asuntos, y ha recordado que fueron ellos "quienes expulsaron al ocupante francés de su país". "Deben darse cuenta de que la decisión sobre Siria será únicamente siria", ha agregado.

Por otro lado, ha señalado que las conferencias que organiza la UE sobre Siria "agrupan a varios enemigos del pueblo sirio" y se equivocan con el trato que proporciona a Siria y a su soberanía nacional. El Ministerio de Exteriores ha finalizado subrayando que los diez años de guerra "injusta" son "una oportunidad para condenar las políticas hostiles de la UE", que debería "sacar conclusiones de sus políticas fallidas" y llevar a cabo "otra aproximación en base al respeto de la soberanía y los intereses sirios".

La UE aseguró el domingo que "no apartará la mirada" de Siria y manifestó su deseo de actuar como mediador en un renovado esfuerzo de paz tras diez años de conflicto, siempre y cuando el Gobierno sirio, al que responsabilizó de buena parte del "enorme sufrimiento humano" causado por la guerra, se preste a la celebración de elecciones libres. De forma paralela, Bruselas avisó de que renovará en mayo las actuales sanciones contra Damasco si continúa la represión de las autoridades.