Publicado 25/08/2021 07:09CET

Siria.- El enviado especial de la ONU para Siria alerta del recrudecimiento del conflicto

18 September 2021, Syria, Afrin: A picture made available on 20 August 2021, shows 36-year-old Issam Al-Laham, who was displaced from Zamalka town in Eastern Ghouta, carrying his child in his makeshift house in Afrin. Al-Laham had survived the chemical at
18 September 2021, Syria, Afrin: A picture made available on 20 August 2021, shows 36-year-old Issam Al-Laham, who was displaced from Zamalka town in Eastern Ghouta, carrying his child in his makeshift house in Afrin. Al-Laham had survived the chemical at - Anas Alkharboutli/dpa

Considera que la resolución de la guerra se encuentra "en punto muerto"

MADRID, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

El enviado especial de Naciones Unidas para Siria, Geir Pedersen, ha alertado este martes ante el Consejo de Seguridad del recrudecimiento del conflicto en el país.

"El progreso hacia la resolución de la guerra de una década en Siria ha llegado a un punto muerto", ha dicho según recoge un comunicado y ha alertado de que la situación ha provocado algunos de los mayores desplazamientos de civiles en un año.

En este sentido, ha llamado la atención sobre importantes despliegues de tropas, fuertes bombardeos y enfrentamientos terrestres en distintos puntos del país destacando los últimos ataques en Deera, Idlib, Latakia y Alepo y ha pedido "el fin de la violencia de inmediato".

De hecho, la oficina de Derechos Humanos de la ONU ha registrado 153 civiles muertos y 280 civiles heridos como consecuencia de las hostilidades y un aumento de problemas de seguridad en el campamento de Al Hol con 69 asesinatos ocurridos desde enero.

"Estos acontecimientos nos recuerdan que el conflicto en Siria está lejos de terminar" y que se "necesita un proceso político creíble, así como una cooperación internacional más sostenida", ha indicado al Consejo.

Por su parte, el secretario general adjunto de Asuntos Humanitarios y coordinador de Ayuda de Emergencia, Martin Griffiths, ha denunciado que "las hostilidades en curso, la crisis económica, la escasez de agua y la COVID-19 están impulsando las necesidades humanitarias a sus niveles más altos desde el inicio del conflicto".

Contador