Publicado 25/01/2021 19:01CET

Siria.- Estado Islámico reclama la autoría de la ejecución de dos funcionarias de las autoridades kurdas en Siria

Pintada con una bandera de Estado Islámico dentro de una iglesia en Irak
Pintada con una bandera de Estado Islámico dentro de una iglesia en Irak - 2016 GETTY IMAGES / CARL COURT - Archivo

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El grupo yihadista Estado Islámico ha reclamado este lunes la autoría del asesinato de dos funcionarias locales en la zona de la provincia siria de Hasaka (noreste) controlada por las autoridades kurdas, según ha informado la cadena de televisión kurda Rudaw.

Las víctimas han sido identificadas como Hind Latif al Jadir, directora del comité de economía en Til Shayir, y Sada Faisal al Hermas, copresidenta del consejo popular de esta localidad. Ambas fueron secuestradas y ejecutadas a tiros, tal y como confirmó el consejo provincial de Hasaka.

El grupo yihadista ha indicado a través de canales de propaganda en Telegram que sus milicianos irrumpieron en la vivienda de ambas y las ejecutaron con armas automáticas, al tiempo que las ha acusado de mantener lazos con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), al que ha descrito como un grupo "apóstata".

El comandante de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), Mazlum Abdi, ha tildado lo sucedido de "crimen atroz" contra "las mujeres libres y los valores democráticos". "Ofrecemos nuestras condolencias a las familias de las mártires y prometemos a nuestro pueblo que perseguiremos a la células terroristas hasta que prevalezca la justicia", ha agregado a través de su cuenta en la red social Twitter.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Londres e informantes en el país, aseguró tras los asesinatos que ambas mujeres habían recibido previamente amenazas de muerte por parte del grupo yihadista.

El asesinato de Al Jadir y Al Hermas llega después de que Hevrin Jalaf, líder del Partido Futuro de Siria, fuera secuestrada y ejecutada por miembros de un grupo rebelde respaldado por Turquía en 2019. La ejecución de Jalaf fue grabada con teléfonos móviles y posteriormente difundida en redes sociales.

Las FDS anunciaron el 23 de marzo de 2019 la toma de Baghuz y la caída del conocido como califato territorial de Estado Islámico, que ya no controla ninguna zona en Siria e Irak, donde fue derrotado en diciembre de 2017.

Sin embargo, el grupo ha incrementado sus ataques durante los últimos meses, especialmente en el triángulo que conforman las provincias de Alepo, Hama y Raqqa, lo que ha provocado que el Ejército de Rusia haya aumentado igualmente sus bombardeos en apoyo a las tropas gubernamentales.