Publicado 12/03/2021 19:23CET

Siria.- Grandi lamenta que "el mundo ha fallado a los sirios" tras una década de conflicto

Archivo - Niño en campamento de refugiados en Siria
Archivo - Niño en campamento de refugiados en Siria - UNICEF - Archivo

MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Filippo Grandi, ha lamentado este viernes que, tras una década de conflicto en Siria, "el mundo ha fallado a los sirios" y que estos diez años han infligido un "dolor y sufrimiento inimaginables".

Grandi ha señalado que el aniversario es un "recordatorio duro" a los líderes mundiales de que está década de "muerte, destrucción y desplazamiento" ha sucedido "bajo su mando". Así, ha recordado que la mitad de la población siria ha sido obligada a abandonar sus hogares. Más de 5,5 millones son refugiados en la región mientras "cientos de miles" más han recalado en 130 países.

Además, otros 6,7 millones de sirios son desplazados internos. Grandi ha lamentado que, tras diez años, casi ningún pueblo o aldea del país "se ha librado de la violencia, el sufrimiento humanitario y las privaciones", algo "insostenible".

Grandi ha destacado que una combinación de ayuda humanitaria menguante y la recesión económica provocada por la COVID-19 ha llevado a los refugiados sirios a vivir "niveles invisibles de desesperación".

El Alto Comisionado de Naciones Unidas ha resaltado que, en Líbano, nueve de cada diez sirios viven ahora en la "pobreza extrema". "La pérdida de medios de vida, el aumento del desempleo y la COVID-19 también han empujado a millones de sus anfitriones jordanos, libaneses, turcos e iraquíes por debajo del umbral de la pobreza", ha añadido.

No obstante, ha remarcado que, al mismo tiempo, se ha visto una "extraordinaria generosidad" que ha salvado "millones" de vidas sirias. Grandi ha hecho hincapié en que los vecinos de Siria han acogido a "millones" de refugiados, a pesar de que sus economías, recursos, infraestructuras y comunidades "están bajo una presión tremenda".

Fuera de la región, "una oleada de solidaridad con los refugiados sirios ha llevado a muchos gobiernos a cambiar sus políticas y ofrecer gestos genuinos de ayuda a los refugiados y a los países de acogida de estos a través del reasentamiento, la reunificación familiar, visados humanitarios, becas y otras vías seguras y legales para los refugiados sirios", ha explicado.

"La gravedad de esta crisis no debe debilitar nuestra solidaridad con los sirios", ha pedido Grandi, que ha señalado que, al contrario, "debemos redoblar nuestro esfuerzo colectivo para apoyar a los refugiados y a las comunidades que los acogen". "No les debemos menos a los refugiados sirios y a la región", ha zanjado.