Publicado 22/06/2020 17:20CET

Siria.- Hayat Tahrir al Sham detiene a un antiguo comandante tras desertar y formar un nuevo grupo yihadista en Siria

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El grupo yihadista Hayat Tahrir al Sham (HTS) ha detenido este lunes a uno de sus antiguos comandantes después de que desertara para liderar un nuevo grupo armado tras rechazar el acuerdo de alto el fuego anunciado en marzo por Rusia y Turquía para la provincia de Idlib (noroeste).

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos han indicado que HTS ha rodeado la vivienda de Yamal Zainiyá, alias 'Abú Malek al Talli' en la ciudad de Idlib y ha procedido a detenerle, tras la orden dada por el líder del grupo, Abú Mohamad al Golani.

El organismo, con sede en Londres e informantes en el país árabe, ha recordado que Al Talli, conocido por su papel en el secuestro en diciembre de 2013 de un grupo de monjas en Maalula, abandonó HTS en abril y formó un nuevo grupo yihadista que se alineó con Hurras al Din, creado por disidentes de línea dura del grupo de Al Golani.

Al Talli lideró durante un tiempo las actividades del antiguo Frente al Nusra, entre ellas el citado secuestro de las monjas de Maalula --una localidad de mayoría cristiana en el país árabe--, que fueron liberadas en marzo de 2014 tras el pago de un rescate.

Asimismo, encabezó la ofensiva relámpago en 2014 contra la localidad libanesa de Arsal, situada cerca de la frontera común, en la que fueron apresados decenas de policías y militares, algunos de los cuales fueron ejecutados antes de un acuerdo de liberación de presos.

Al Talli expresó antes de desertar de HTS su negativa a aceptar el acuerdo de alto el fuego anunciado el 5 de marzo por Moscú y Ankara para poner fin al recrudecimiento de los combates durante las semanas anteriores en Idlib. El acuerdo sigue en pie, si bien se han registrado violaciones puntuales del mismo desde entonces.

La provincia de Idlib y zonas de las de Alepo y Hama se encuentran en manos de varios grupos armados, el más importante de los cuales es HTS. El Gobierno de Siria ha defendido que la ofensiva es parte de su lucha contra el terrorismo en el país.