Publicado 27/11/2019 06:56CET

Siria.- HRW denuncia la ejecución arbitraria de civiles por parte de paramilitares proturcos en el norte de Siria

MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

La ONG Human Rights Watch (HRW) ha denunciado este miércoles la ejecución arbitraria de civiles por parte de paramilitares proturcos del grupo armado autodenominado Ejército Nacional Sirio (ENS), aliado de Ankara, en el norte de Siria.

La organización, que ha pedido en un comunicado a las autoridades turcas que investiguen estos "abusos de los Derechos Humanos, que suponen en su mayoría crímenes de guerra", ha alertado de la situación en la que se encuentran los trabajadores humanitarios, que a menudo desaparecen mientras desempeñan labores de ayuda en la zona.

"Ejecutar individuos, robar propiedades e impedir que las personas desplazadas vuelvan a sus casas es una prueba terrible de por qué la 'zona segura' propuesta por Turquía no será segura", ha manifestado la directora de HRW para Oriente Próximo, Sarah Leah Whitson.

"Al contrario de lo que indica la narrativa turca sobre el establecimiento de una 'zona segura', los grupos que utilizan para administrar el territorio están cometiendo abusos contra civiles y discriminando por motivos étnicos", ha afirmado.

Asimismo, la ONG ha sostenido que los paramilitares proturcos se han negado a permitir el regreso de familias kurdas desplazadas por las operaciones del Ejército turco. "Turquía debe presionar a estos grupos para que acaben con los abusos y garantizar que los responsables son llevados ante la Justicia", recoge el documento.

Tal y como indica HRW, el Derecho Internacional prohíbe este tipo de ejecuciones, las cuales tienen como objetivo los civiles. Por ello, la organización ha pedido a las autoridades de 'facto' que aseguren que estas zonas son seguras para que la población vuelva si así lo desea.

Además, ha instado al Gobierno turco a retirar su apoyo militar a las facciones del ENS responsables de estos abusos. "Turquía está mirando a otro lado ante la terrible conducta de las facciones a las que arma", ha aseverado la organización.

"Turquía es responsable de investigar y acabar con estas violaciones siempre y cuando mantenga el control sobre esas áreas", ha remachado.