Publicado 28/03/2021 12:50CET

Siria.- HRW pide a los donantes que protejan los derechos de los sirios en la conferencia de ayuda de este lunes

Archivo - Inundaciones en el campo de desplazados de Kafr Losin, en el noroeste de Siria
Archivo - Inundaciones en el campo de desplazados de Kafr Losin, en el noroeste de Siria - UNICEF/KHALED AKACHA - Archivo

La ONG pide facilidades para la distribución de ayuda, protección a los civiles frente a los abusos y justicia para las víctimas de atrocidades

MADRID, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

La ONG Human Rights Watch (HRW), especializada en seguimiento de la situación de los Derechos Humanos en el mundo, ha pedido a la Unión Europea y Naciones Unidas que den prioridad a los derechos de los sirios y les proporcionen protección humanitaria durante la conferencia de ayuda que ambas entidades organizarán a partir de este lunes.

La ONG pide a gobiernos, a las agencias internacionales y a las instituciones participantes asegurarse de que abordan tres áreas clave: la distribución de ayuda, la protección de los civiles de los continuos abusos y la administración de justicia para los crímenes atroces.

HRW también pide a los gobiernos que aborden la crisis educativa sin precedentes que enfrentan los refugiados, particularmente en Líbano.

"Tras una década de conflicto, las necesidades humanitarias en Siria y entre los refugiados sirios en los países vecinos nunca han sido mayores, mientras que las violaciones atroces de los derechos humanos continúan impunemente", ha declarado Lotte Leicht, directora para la Unión Europea de Human Rights Watch.

"Los llamados 'amigos de Siria' tienen la oportunidad de aprovechar su influencia fundamental para asegurarse de que la ayuda llegue a los civiles que la necesitan", añade.

HRW recuerda que la situación es excepcionalmente urgente en zonas fuera de control del Gobierno sirio, como en el noreste y en el noroeste, donde están cerrados tres de los cuatro cruces fronterizos que fueron previamente habilitados por el Consejo de Seguridad de la ONU.

Las agencias de la ONU contaban con estos cruces para brindar asistencia a estas zonas, así que rara vez llega. Además, la pandemia de coronavirus ha debilitado en la infraestructura de salud y otros sectores de ayuda, particularmente en el noroeste.

Y si bien el combate activo ha disminuido en gran parte de Siria, los servicios de seguridad sirios continúan deteniendo, torturando, desapareciendo y hostigando arbitrariamente a personas en territorios controlados, según HRW.

Este abuso, denuncia el grupo, se está produciendo incluso cuando el gobierno ha celebrado acuerdos de reconciliación con las personas involucradas. En junio de 2020, por ejemplo, las fuerzas de seguridad golpearon y arrestaron a manifestantes que protestaban contra el fracaso del gobierno para abordar el colapso económico del país.

Así pues, los participantes de la conferencia deben insistir en la liberación urgente de decenas de miles de detenidos y víctimas de desapariciones y la necesidad de poner fin de inmediato a los abusos desenfrenados y la tortura en los centros de detención, como parte fundamental de cualquier proceso de transición para una resolución sostenible del conflicto.

Finalmente, los países donantes deben insistir en que el Gobierno sirio proporcione acceso inmediato y sin trabas a los observadores internacionales y asegurarse de que los grupos de ayuda que operan en Siria den prioridad al seguimiento de los detenidos y los repatriados.

Por último, los participantes de la conferencia también deben comprometerse a apoyar el trabajo del Mecanismo Internacional, Imparcial e Independiente (IIIM), ordenado por la Asamblea General de la ONU, para preservar y analizar la evidencia potencial para su uso en tribunales que puedan tener un mandato sobre estos crímenes ahora o en el futuro.

En este sentido, los participantes también deben ampliar sus respectivas listas de personas sujetas a sanciones selectivas sobre la base de las violaciones de Derechos Humanos en curso, incluidos los funcionarios civiles y los comandantes militares implicados de manera creíble en crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad.

Contador