Publicado 19/07/2020 22:33CET

Siria.- Un líder de las milicias proturcas muerto en un atentado en Afrin, en el norte de Siria

Siria.- Un líder de las milicias proturcas muerto en un atentado en Afrin, en el
Siria.- Un líder de las milicias proturcas muerto en un atentado en Afrin, en el - Moawia Atrash/ZUMA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

Hossein Bedra, un comandante de las milicias proturcas que controlan la mayor parte de la provincia siria de Idlib habría muerto este domingo en un atentado en la ciudad de Afrin, según han informado medios afines a las milicias kurdas rivales.

Además al menos diez personas más, incluidos varios islamistas, habrían resultado heridas, según el recuento de la agencia de noticias kurda Firat.

El explosivo fue detonado al paso del vehículo de Bedra, dirigente de la milicia yihadista Failaq al Sham, integrada en el Ejército Nacional Sirio, una milicia aliada de las fuerzas turcas presentes en la zona.

Fuentes turcas recogen el incidente, pero aseguran que en este "atentado terrorista" han resultado heridas trece personas, incluidos niños. El pasado 3 de julio un policía murió y dos civiles resultaron heridos en un ataque similar.

LA PRESENCIA TURCA EN AFRIN

El cantón de Afrin fue arrebatado por Turquía y sus aliados sirios a las Unidades de Protección Popular kurdas (YPG) en marzo de 2018 como consecuencia de la 'Operación Rama de Olivo', una ofensiva lanzada por Turquía junto con efectivos del Ejército Libre Sirio (ELS).

Previamente, había lanzado en 2016 la operación 'Escudo del Éufrates' contra las YPG con apoyo del ELS, una coalición de grupos rebeldes a la que Ankara respalda en el marco de la guerra en Siria. Asimismo, en 2019 lanzaron la 'Operación Manantial de Paz' contra las YPG en el norte del país.

Las YPG son la columna vertebral de las Fuerzas Democrática Sirias (FDS), las fuerzas armadas de la autoproclamada República de Siria del Norte, que controla el noreste de Siria con el apoyo de Estados Unidos. Sin embargo, Turquía considera a las YPG una filial del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y por tanto una organización terrorista.

El Ejército turco ha intensificado sus operaciones contra el PKK tanto en el país como en el norte de Irak desde que quedó roto el alto el fuego entre el Gobierno y el grupo armado en julio de 2015.

La ruptura del alto el fuego tuvo lugar poco después de que Gobierno y guerrilla firmaran los conocidos como acuerdos de Dolmabahce para avanzar en las conversaciones de paz y tras la histórica entrada en el Parlamento turco del pro kurdo Partido Democrático de los Pueblos (HDP).

Más de 40.000 personas, en su mayoría kurdos, han muerto desde que el PKK se alzó en armas contra las fuerzas gubernamentales en 1984. El grupo está considerado organización terrorista por Turquía, la Unión Europea (UE) y Estados Unidos.