Siria.- Más de 7.000 sirios han cruzado hacia Irak en la última semana huyendo de la ofensiva turca

Publicado 22/10/2019 12:05:06CET

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

Más de 7.000 sirios han cruzado hacia Irak en la última semana para huir de la ofensiva militar de Turquía en el noreste de Siria, según los últimos datos dados a conocer este martes por el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

"Una semana después de que los primeros refugiados cruzaran desde el noreste de Siria hacia Irak, las llegadas al norte de Irak continúan", ha destacado el portavoz de ACNUR, Andrej Mahecic. Desde el lunes pasado, un total de 7.100 han cruzado, la mayoría de los cuales --casi 7.000-- se encuentran en el campo de Bardarash, a 140 kilómetros al este de la frontera.

Según el portavoz, la mayoría de los recién llegados proceden de ciudades y localidades del noreste de Siria y "tres de cada cuatro son mujeres y niños", entre los que también hay menores no acompañados.

Algunos de ellos, en particular los niños, "requieren atención psicosocial y apoyo psicosocial ya que han huido por miedo en medio de los combates", ha explicado Mahecic, subrayando que "algunos han sido testigos de explosiones y ataques de artillería".

"Los refugiados que tienen familiares que viven en la zona tienen permiso para abandonar el campo y unirse a ellos", ha añadido. Antes de estas últimas llegadas, en Irak ya había unos 228.000 refugiados sirios.

ACNUR y sus socios junto con las autoridades locales están ofreciendo comidas calientes, transporte al campo así como servicios de protección y cobijo a quienes llegan. Asimismo, también se están realizando tareas de protección de niños y de identificación de menores no acompañados y de personas con necesidades especiales en los mismos puntos de recepción en la frontera, ha precisado el portavoz.

En cuanto a la situación en el campo de Bardarash, Mahecic ha indicado que es necesario ampliar las redes de agua, electricidad y alcantarillado ante el incremento de las llegadas. Por ahora, el campo cuenta con un centro de recepción, un centro de registro y unidades de almacenaje de suministros humanitarios.