Publicado 19/12/2019 21:28CET

Siria.- Mueren diez civiles en bombardeos achacados a los ejércitos de Siria y Rusia en la provincia de Idlib

MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

Al menos diez civiles han muerto este jueves a causa de una serie de bombardeos achacados a los ejércitos de Siria y Rusia contra zonas de la provincia de Idlib (noroeste) controladas por los rebeldes, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

El organismo, con sede en Londres e informantes en el país árabe, ha indicado que los ataques han alcanzado las localidades de Maarat al Numan, Mardij y Deir Sunbul.

Asimismo, ha resaltado que los ataques se han saldado con 32 heridos, algunos de los cuales se encuentran en estado grave, por lo que no se descarta que el balance de fallecidos pueda aumentar en las próximas horas.

La provincia de Idlib se encuentra en manos de varios grupos armados, el más importante de los cuales es el grupo yihadista Hayat Tahrir al Sham (HTS). El Gobierno de Siria ha defendido que la ofensiva es parte de su lucha contra el terrorismo en el país.

La asesora humanitaria de la ONU para Siria, Najat Rochdi, expresó el jueves su preocupación por la "escalada de violencia" en Idlib y pidió a todas las partes el cese "inmediato" de estas tensiones para proteger tanto a la población civil como las infraestructuras básicas.

Rochdi condenó la "intensificación" de los combates y, en particular, el aumento de los ataques aéreos y el "supuesto uso" de 'barriles bomba'. "Decenas de civiles" habrían perdido la vida como consecuencia de estas acciones, entre ellos numerosos niños, según la estimación de Naciones Unidas.

"A pesar de las reiteradas garantías de que las partes enfrentadas solo atacarán objetivos militares legítimos, persisten los ataques contra instalaciones médicas y educativas", lamentó, en un comunicado en el que subrayó que "las operaciones antiterroristas no pueden invalidar las responsabilidades para proteger a los civiles" en el último gran bastión rebelde de Siria.

Por su parte, el director del Observatorio, Rami Abdel Rahman, afirmó en declaraciones a la agencia alemana de noticias DPA que el organismo calcula que más de 8.000 personas se habían visto desplazadas el jueves a causa de la intensificación de los enfrentamientos.