Siria.- La ONU confirma 92 civiles muertos en Siria desde el inicio de la ofensiva turca

Publicado 08/11/2019 13:02:28CET

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

Al menos 92 civiles han muerto en el norte y el noreste de Siria desde que Turquía inició su ofensiva contra las milicias kurdas el 9 de octubre, según un recuento del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, que ha alertado del "precio muy alto" que paga la población por el conflicto armado que sigue abierto en el país árabe.

La cifra, actualizada hasta el 5 de noviembre, incluye a 49 fallecidos por ataques aéreos, terrestres, disparos de francotirador y ejecuciones. Durante el mismo periodo, otros 31 civiles han perdido la vida por artefactos improvisados o remanentes explosivos en la zona donde Turquía desarrolla su ofensiva contra las Unidades de Protección Popular (YPG).

El Alto Comisionado también ha constatado la muerte de 12 civiles como resultado de las explosiones de bombas y ataques terrestres en áreas que trascienden la ofensiva turca, según el portavoz de la organización, Rupert Colville.

La oficina que dirige la expresidenta chilena Michelle Bachelet ha alertado especialmente del creciente uso "indiscriminado" de artefactos explosivos improvisados (IED, por sus siglas en inglés) en zonas pobladas, principalmente en áreas bajo control de grupos aliados de Turquía. "Lo más probable" es que sean obra de grupos contrarios a la ofensiva, según Colville.

"El uso indiscriminado de estas armas es una clara violación del Derecho Internacional Humanitario. Recordamos a todas las partes en conflicto su responsabilidad de proteger a los civiles y cumplir con sus obligaciones", ha añadido el portavoz, "muy preocupado" por la elevada cifra de víctimas de los IED.

El Alto Comisionado también ha expresado su preocupación por la situación de los desplazados que buscan volver a sus hogares, tanto en zonas controladas por Turquía y grupos afines como en áreas bajo mando de las milicias jurdas. En este sentido, ha recordado la "necesidad urgente" de facilitar el retorno "inmediato y seguro" de quienes deseen regresar y ha cuestionado las detenciones "arbitrarias" que puedan producirse.

OTRO FOCO EN SIRIA

La oficina de Derechos Humanos de Naciones Unidas también ha llamado a no perder de vista la parte noroeste de Siria, donde también han aumentado los ataques tanto terrestres como aéreos. El principal foco de preocupación es Idlib, el último gran bastión de las facciones rebeldes que se oponen al régimen de Bashar al Assad.

La ONU ha denunciado ataques, intencionados o no, contra instalaciones médicas en el noroeste de Siria. Cuatro centros sufrieron daños entre el 4 y el 6 de noviembre por ataques, lo que eleva a 61 las instalaciones afectadas por los combates desde el 29 de abril, según el recuento del Alto Comisionado para los Derechos Humanos.

"Repetimos una vez más que todas las partes deben garantizar que los servicios hospitalarios y médicos, incluido el personal, sean respetados y protegidos en todas las circunstancias", ha afirmado Colville.

Contador