Publicado 12/12/2020 08:05CET

Siria.- La OPAQ concluye que la declaración de Siria sobre su arsenal de armas químicas no es "exacta y completa"

Cráter provocado por un bombardeo en Siria.
Cráter provocado por un bombardeo en Siria. - Anas Alkharboutli/dpa - Archivo

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

El director general de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), Fernando Arias, ha expuesto este viernes frente al Consejo de Seguridad las "lagunas, inconsistencias y discrepancias" sobre la declaración de Siria de su arsenal de armas químicas, por lo que no puede considerarse "exacta y completa".

En este sentido, respecto a la declaración inicial emitida por Siria sobre su arsenal y uso de armas químicas, el representante ha incidido en que se han resuelto tres cuestiones iniciales, mientras que quedan otras 19 pendientes.

Una de ellas, en concreto, se refiere a una instalación de producción de armas químicas declarada por Siria como no utilizada nunca para la producción de este tipo de armas, mientras que la información de la ONU indica que sí tuvo lugar.

Arias ha detallado que el pasado 2 de octubre se publicaron dos informes del Equipo de Investigación e Identificación (IIT) de la OPAQ en Siria sobre el presunto uso de armas químicas en Alepo en noviembre de 2018 y en Saraqib en agosto de 2016.

La conclusión de ambos fue que no era posible establecer si, en efecto, se había utilizado o no, mientras que la misión sigue analizando la información recopilada en sus investigaciones más recientes en ocho incidentes diferentes.

Por tanto, la OPAQ pide al Gobierno de Siria que declare los tipos y cantidades exactos de agentes químicos producidos e incorporados en armas.

La OPAQ, que se limitaba en principio a confirmar el uso de sustancias prohibidas, reformó en 2018 sus estatutos para crear el ITT y poder señalar también a los autores de los ataques.

Previamente, el Mecanismo Conjunto de Investigación de la OPAQ y Naciones Unidas (JIM) determinó que las fuerzas sirias usaron gas sarín y cloro en varios de sus ataques, algo negado por Damasco, que acusó a Estado Islámico de emplear gas mostaza.