Publicado 18/09/2020 19:36CET

Siria.- Países Bajos impulsa un caso contra Siria por "graves violaciones" de los DDHH que podría terminar en el TPI

Siria.- Países Bajos impulsa un caso contra Siria por "graves violaciones" de lo
Siria.- Países Bajos impulsa un caso contra Siria por "graves violaciones" de lo - -/SANA/dpa - Archivo

MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Países Bajos ha anunciado este viernes la apertura de un caso contra Siria por "graves violaciones de los Derechos Humanos" durante la guerra que estalló en el país en 2011, un proceso que podría concluir ante el Tribunal Penal Internacional (TPI).

"El régimen de (el presidente sirio, Bashar) Al Assad ha cometido crímenes horribles una y otra vez. Las pruebas son aplastantes. Debe haber consecuencias", ha señalado el ministro de Exteriores neerlandés, Stef Blok, según un comunicado publicado por el Ejecutivo.

Las autoridades del país europeo han asegurado que "Siria ha sido informado de la decisión a través de una nota diplomática" y ha reiterado que "hay amplias evidencias de que Siria ha cometido graves y generalizadas violaciones de los Derechos Humanos contra los sirios, incluidas torturas".

"Un gran número de sirios han sido torturados, asesinados, sometidos a desapariciones forzosas y a ataques con gas venenosos, o han perdido todo huyendo para salvar su vida", ha señalado, antes de recalcar que "las organizaciones internacionales han informado en repetidas ocasiones desde hace años de violaciones graves de los Derechos Humanos".

Por ello, ha recalcado que "ha invocado la responsabilidad de Siria por violaciones de Derechos Humanos bajo el Derecho Internacional, específicamente haciendo a Siria responsable de torturas bajo la Convención de Naciones Unidas contra la Tortura".

"En la nota diplomática, Países Bajos ha recordado a Siria sus obligaciones internacionales para poner fin a las violaciones y ofrecer a las víctimas una reparación total", ha desvelado, al tiempo que ha agregado que ha reclamado a Damasco que "inicie negociaciones", lo que "es un primer paso necesario para resolver la disputa".

En este sentido, ha adelantado que "si los dos estados son incapaces de resolver la disputa, Países Bajos puede proponer enviar el caso a un arbitraje". "Si no hay acuerdo sobre este asunto, Países Bajos presentará el caso ante los tribunales internacionales", ha advertido.

El Gobierno neerlandés ha hecho hincapié en que "durante la última década cerca de 200.000 civiles sirios han muerto en el conflicto en Siria" y que "otros 100.000 están desaparecidos". "Más de seis millones de sirios están desplazados en su propio país y 5,5 millones han huido a países vecinos, Europa y más allá", ha recordado.

"El régimen de Al Assad no ha dudado a la hora de aplastar con dureza a su propia población, usando torturas y armas químicas y bombardeando hospitales", ha criticado Blok. "Las víctimas de estos graves crímenes deben obtener justicia y es lo que intentamos al pedir que los responsables rindan cuentas", ha añadido.

De esta forma, Ámsterdam ha incidido en el hecho de que "una solución política duradera sólo es posible si no hay impunidad", al tiempo que ha subrayado que "un intento de enviar la situación en Siria ante el TPI fue vetada en el Consejo de Seguridad de la ONU".

"Mientras las pruebas siguen aumentando, Países Bajos ha decidido hacer rendir cuentas de manera formal al Estado sirio", ha zanjado Blok.

El anuncio de Reino Unido ha llegado tres días después de que investigadores de Naciones Unidas acusaran a las fuerzas gubernamentales de haber seguido cometiendo crímenes contra la Humanidad este año en el marco de la guerra, al tiempo que resaltaron que todos los actores implicados en el conflicto han perpetrado abusos de los Derechos Humanos.

La Comisión de Investigación detectó en su informe, de 25 páginas, patrones de abuso que, en el caso de las fuerzas del régimen, incluyen desapariciones, asesinatos, tortura, abusos sexuales y retención ilegal. "El continuado uso de estas prácticas aborrecibles ha exacerbado las tensiones con las comunidades en las provincias del sur, como Daraa y Suaida, lo que ha llevado a más enfrentamientos", dijo.