Publicado 26/01/2021 15:39CET

Siria.- Los países garantes del proceso de Astaná se reunirán en febrero en Rusia para abordar la situación en Siria

Sergei Lavrov, ministro de Exteriores de Rusia, en una comparecencia en Moscú
Sergei Lavrov, ministro de Exteriores de Rusia, en una comparecencia en Moscú - -/Russian Foreign Ministry /dpa - Archivo

MADRID, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Rusia ha desvelado este martes que la próxima reunión sobre la situación en Siria en el marco del formato de Astaná tendrá lugar en febrero en la ciudad rusa de Sochi, después del reinicio de los contactos entre el Gobierno y la oposición en Ginebra en el seno del comité constitucional sirio.

"El formato de Astaná funciona y confirma su pertinencia. Discutimos la preparación de la próxima reunión en el formato de Astaná, prevista para febrero de este año en Sochi", ha señalado el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, durante una rueda de prensa junto a su homólogo iraní, Mohamad Yavad Zarif.

Así, ha resaltado que ambos han repasado los trabajos retomados el lunes por el comité constitucional en Ginebra y ha apuntado que los países del proceso de Astaná --Rusia, Irán y Turquía-- apoyan estas negociaciones y que las mismas "se lleven a cabo en estricta conformidad con la agenda acordada", según ha informado la agencia rusa de noticias Sputnik.

Estos tres países son los garantes del conocido como proceso de paz de Astaná, lanzado en Kazajistán en enero de 2017 para poner fin a la guerra en Siria. El proceso va en paralelo al impulsado por Naciones Unidas en Ginebra.

El comité constitucional, compuesto por 150 miembros, se reunió por primera vez en la sede de la ONU en Ginebra a finales de octubre de 2019 y tiene como objetivo allanar el camino para la reforma política y la celebración de elecciones libres y justas bajo supervisión de la ONU en el país.

El proyecto constitucional, de acordarse, deberá ser aprobado por el nuevo Parlamento, surgido de las elecciones de julio de 2020, en las que se impusieron el Baaz de, presidente, Bashar al Assad, y sus aliados, unos comicios que se celebraron sin participación de la oposición.

Al Assad , que accedió al cargo en el año 2000 tras el fallecimiento de su padre, Hafez al Assad --quien gobernó durante tres décadas--, ha pasado cerca de la mitad de su mandato al frente de un país en guerra y previsiblemente aspirará a la reelección en 2021.