Siria.- Putin y Erdogán, satisfechos por la primera sesión del Comité Constitucional para Siria

Publicado 09/11/2019 23:21:34CET

MOSCÚ, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los presidentes de Rusia y de Turquía, Vladimir Putin y Recep Tayyip, han manifestado este sábado en conversación telefónica su satisfacción por la celebración de la primera sesión del Comité Constitucional sirio celebrado este viernes.

"Vladimir Putin y Recep Tayyip Erdogan han saludado los resultados de la primera sesión del Comité Constitucional sirio que tuvo lugar en Ginebra del 30 de octubre al 1 de noviembre", explica el comunicado del Kremlin, recogido por la agencia de noticias rusa, Sputnik.

El Comité Constitucional está conformado por 150 miembros, 50 de ellos representan al Gobierno, 50 a la oposición y 50 a la sociedad civil de Siria. En las sesiones en Ginebra, el órgano ha aprobado una lista de 45 personas --15 de cada una de las tres delegaciones-- que se encargarán de elaboración de propuestas para una futura Constitución.

Durante la conversación telefónica, Putin y Erdogan también han destacado el aporte de los países garantes (Rusia, Turquía e Irán) a la preparación de la primera reunión del Comité Constitucional. "Se confirmó la intención de seguir promoviendo el diálogo político en Siria", subraya Rusia.

En el contexto del memorando ruso-turco del 22 de octubre de 2019, Putin y Erdogan apuntaron a "la importancia de continuar con los pasos coordinados para estabilizar la situación en el noreste de Siria respetando plenamente los principios de la integridad territorial, la soberanía y la unidad".

Además, los líderes intercambiaron opiniones sobre la situación en la zona de distensión de Idlib al subrayar que es necesario continuar con los esfuerzos conjuntos por cumplir los acuerdos que Rusia y Turquía alcanzaron en 2018.

Turquía lanzó el 9 de octubre la operación militar Manantial de Paz en el noreste de Siria con el argumento de alejar a las milicias kurdas de su frontera y delimitar una "zona segura" para acoger a los millones de refugiados sirios que permanecen en su territorio.

El 22 de octubre, los presidentes de Turquía y Rusia acordaron en Sochi el despliegue de policías militares rusos y soldados sirios en el norte de Siria, pero fuera del área en la que operan las tropas turcas.

Además, se estableció que las fuerzas de Rusia y Siria facilitarían el traslado de las facciones kurdas a una distancia de 30 kilómetros y que después comenzaría el patrullaje ruso-turco a 10 kilómetros de la frontera tanto en dirección este como oeste del área de la operación militar turca, aunque excluyendo la ciudad de Qamishli.

En septiembre de 2018, Putin y Erdogan firmaron un memorándum encaminado a solucionar la situación en Idlib, adonde se fueron trasladando los grupos derrotados en la lucha contra el Gobierno sirio que se negaron a deponer las armas.

El acuerdo establece una zona desmilitarizada de 15 a 20 kilómetros en la línea de separación entre la oposición armada y las tropas sirias, libre de terroristas, sin armamento pesado en manos de opositores, y controlada por las tropas turcas y la policía militar rusa.

Contador