Publicado 25/08/2021 10:31CET

Siria.- El recrudecimiento de los combates en el sur de Siria provoca miles de nuevos desplazados

Archivo - Campos de desplazados de Al Karama, en el noroeste de Siria
Archivo - Campos de desplazados de Al Karama, en el noroeste de Siria - JUMA MUHAMMAD / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

La zona de Deraa se convierte de nuevo en foco de tensión, con graves carencias de productos y suministros básicos

MADRID, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

El repunte de los combates en la región siria de Deraa entre las fuerzas leales al régimen de Bashar al Assad y las tropas rebeldes ha provocado un aumento de los desplazados en esta zona, donde podría haber hasta 45.000 personas viviendo fuera de sus hogares tras la última escalada de tensiones.

El Ejército sirio recuperó el control de Deraa en 2018 con el apoyo de Rusia, si bien algunos antiguos rebeldes se quedaron en la provincia en el marco de un acuerdo mediado por Moscú que les permitió controlar algunas zonas como Deraa al Balad, lo que ha derivado en enfrentamientos puntuales.

La Media Luna Roja tenía registrados hasta la semana pasada 38.600 desplazados en la ciudad Deraa y sus inmediaciones --20.400 de ellos niños--, aunque la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) de la ONU también han reconocido que otros balances "informales" dan cuenta de que hasta 45.000 personas han escapado solo de Deraa al Balad.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH) estima que unas 40.000 personas viven en esta zona, sin apenas suministros de comida, servicios médicos, agua o electricidad. El precio de una bombona de gas es ya el doble del salario medio de un funcionario, según esta organización, con sede en Londres pero fuentes en territorio sirio.

La OCHA, que también ha denunciado la carencia de productos y suministros básicos, ha alertado en su último informe de enfrentamientos constantes y refuerzos militares y, aunque habría habido "intentos" de llegar a una especia de tregua, "no se ha llegado a ningún consenso".

El secretario general adjunto de la ONU para Asuntos Humanitarios, Martin Griffiths, ha confirmado esfuerzos tanto de Naciones Unidas como de otras organizaciones aliadas para brindar una ayuda de emergencia en Deraa y otras áreas aledañas, por ejemplo mediante la entrega de comida o medicinas.

Griffiths, al igual que el enviado especial de Naciones Unidas para Siria, Geir Pedersen, ha reclamado a todas las partes un alto el fuego "inmediato" y respeto para las poblaciones e infraestructuras civiles. En este sentido, ha señalado que la ayuda debe llegar "sin trabas" a Deraa al Balad y que se debe permitir la salida de todos aquellos que quieran irse.

En el terreno militar, grupos de rebeldes han comenzado a evacuar algunas de sus posiciones de Deraa gracias a un acuerdo que, según el régimen sirio, estaría siendo incumplido por parte de los "terroristas". La agencia de noticias oficial SANA ha informado de ataques con mortero en pleno proceso de evacuación, que se efectúa a través de un puesto militar establecido por el Ejército de Al Assad.

Contador