Publicado 03/08/2020 14:08CET

Siria.- Turquía condena el acuerdo entre las FDS y una petrolera de EEUU para explotar yacimientos en Siria

Siria.- Turquía condena el acuerdo entre las FDS y una petrolera de EEUU para ex
Siria.- Turquía condena el acuerdo entre las FDS y una petrolera de EEUU para ex - Tobias Hase/dpa - Archivo

MADRID, 3 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Turquía ha condenado este lunes el acuerdo entre las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) y una petrolera estadounidense, con el posible beneplácito de la Casa Blanca, para explotar yacimientos situados en zonas de Siria bajo control de las autoridades kurdas.

El Ministerio de Exteriores turco ha dicho "lamentar profundamente el apoyo de Estados Unidos a este paso, que viola el Derecho Internacional" y ha agregado que Ankara considera que supone "financiación al terrorismo", dado que las FDS están encabezadas por la milicia kurdo-siria Unidades de Protección Popular (YPG).

Turquía considera a las YPG como la filial siria del grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), con presencia en Turquía. Ankara ha incluido a ambos grupos en su lista de organizaciones terroristas.

"Con este paso, la organización terrorista PKK/YPG ha demostrado claramente su ambición de avanzar en su agenda separatista robando los recursos naturales del pueblo sirio. Los recursos naturales de Siria pertenecen al pueblo sirio", ha dicho el Ministerio turco.

Así, ha resaltado en un comunicado que el acuerdo "viola la integridad territorial, la unidad y la soberanía de Siria". "Este acto, que no puede ser justificado con ningún motivo legítimo, es totalmente inaceptable", ha remachado.

Turquía ha lanzado varias operaciones en los últimos años contra las YPG en el norte y el noreste de Siria, con apoyo de diversos grupos rebeldes a los que respalda, con el objetivo declarado de luchar contra el terrorismo y alejar al grupo de la frontera. El Ejército turco mantiene desplegados militares en estas zonas en este contexto.

Las críticas han llegado un día después de que Damasco cargara contra el acuerdo ente las FDS y la compañía estadounidense Delta Crescent, que el Gobierno sirio tildó de "robo". "Sólo puede ser descrito como un acuerdo entre ladrones que están robando y ladrones que están comprando, lo que constituye un asalto contra la soberanía de Siria", denunció el Ministerio de Exteriores sirio.

El acuerdo fue revelado por fuentes del portal Al Monitor que aseguraron que en las negociaciones estaba involucrado el senador republicano Lindsey Graham, considerado uno de los grandes aliados del presidente norteamericano, Donald Trump, y que llegó a mantener conversaciones directas con el comandante en jefe de las FDS, Mazlum Kobani.

Las fuentes no dieron más detalles sobre la compañía, pero dijeron que las conversaciones se habían desarrollado durante "mucho tiempo" y que la empresa había recibido una licencia para operar en Siria.

Para Damasco, este acuerdo "nulo y sin efecto" es "una continuación del enfoque hostil de Estados Unidos hacia Siria" al "robar los recursos del pueblo sirio y obstaculizar los esfuerzos del Estado sirio para reconstruir lo que ha sido destruido por el terrorismo que está respaldado principalmente por el propio Gobierno de Estados Unidos".

Los yacimientos de petróleo y gas de Siria se concentran principalmente en la parte noreste del país, en especial en las provincias de Hasakah y Deir Ezzor, que están en gran medida controladas por la administración autónoma liderada por los kurdos.