Siria.- Turquía devolverá a sus países a los detenidos de Estado Islámico, incluso si su ciudadanía fue revocada

Publicado 04/11/2019 10:35:43CET

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Turquía ha afirmado este lunes que los miembros de Estado Islámico detenidos en el país serán enviados a sus lugares de origen incluso si sus ciudadanías han sido revocadas por las autoridades locales.

"El mundo ha adoptado un nuevo método que implica la revocación de la ciudadanía para evitar su responsabilidad", ha dicho el ministro del Interior turco, Suleiman Soilu, quien ha criticado esta postura.

Así, ha resaltado que Turquía tiene en sus cárceles a 1.200 miembros del grupo yihadista y ha agregado que serán enviados de vuelta a sus países de origen para que sean juzgados allí.

"Todos esos que están en prisión son combatientes terroristas extranjeros. También hay algunos combatientes extranjeros en nuestros centros de repatriación", ha agregado, según ha informado el diario turco 'Daily Sabah'.

El ministro turco ya dijo el sábado que Ankara devolverá a sus países de origen a los yihadistas capturados porque "Turquía no es un hotel" antes de reprochar a países europeos como Reino Unido o Países Bajos que hayan tomado "el camino fácil" declarando a sus ciudadanos terroristas como "apátridas".

Soilu ha señalado además que 287 de estos yihadistas han sido detenidos a raíz del inicio de la 'Operación Manantial de Paz', iniciada el 9 de octubre contra las autoridades kurdas en el norte de Siria.

La ofensiva fue posteriormente pausada a raíz de sendos acuerdos con Estados Unidos y Rusia para permitir la retirada de las fuerzas kurdas de la 'zona segura' que exige Ankara en el país árabe.

La ofensiva de Turquía contra las fuerzas kurdas desató las preocupaciones internacionales por posibles fugas de yihadistas que se encontraban hasta entonces en manos de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS).

Las FDS, cuyo integrante principal es la milicia kurda Unidades de Protección Popular (YPG), es el principal aliado en Siria de la coalición que lidera Estados Unidos en su lucha contra Estado Islámico.

En el marco de la ofensiva, varios cientos de yihadistas, familiares y simpatizantes del grupo lograron fugarse de varios centros de detención debido a la reducción de la seguridad en los mismos para el despliegue de fuerzas en el frente.

Sin embargo, las autoridades turcas han rechazado estas preocupaciones y han manifestado que operarán contra el grupo yihadista, llegando incluso a acusar a las FDS de liberar a sospechosos para que atenten en Turquía.