Publicado 22/04/2020 18:08:34 +02:00CET

Solicitantes de asilo protestan en el campo de Moria y piden ser trasladados por temor a enfermar de Covid-19

Coronavirus.- Solicitantes de asilo protestan en el campo de Moria y piden ser t
Coronavirus.- Solicitantes de asilo protestan en el campo de Moria y piden ser t - Angelos Tzortzinis/DPA/dpa - Archivo

Más de 18.000 personas, entre ellas 931 menores no acompañados, viven hacinados en el campo

MADRID, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

Decenas de solicitantes de asilo se han manifestado este miércoles en el campo de refugiados de Moria, el más masificado de Lesbos, y han pedido al Gobierno griego ser trasladados fuera de la isla por temor a contagiarse de coronavirus.

Los manifestantes se han reunido a la entrada del campo con carteles en los que se podía leer 'Libertad para todos' y 'Estamos expuestos al Covid-19', según informaciones del diario local 'Kathimerini'.

Las protestas han tenido lugar después de que las autoridades anunciaran la semana pasa que trasladarían a unos 1.500 residentes del campo de Moria a la Grecia continental de forma gradual.

Este grupo de migrantes será el primero de un total de 2.800 personas que forman parte de los grupos de mayor vulnerabilidad frente a la pandemia, como personas mayores o pacientes con patologías previas.

El Ministerio de Inmigración prevé que, una vez en la parte continental, los migrantes se instalen en centros de acogida, apartamentos y hoteles, han precisado fuentes gubernamentales. Tal y como han explicado las autoridades, estos serán trasladados desde Lesbos durante las próximas dos semanas.

Varias ONG han reclamado que se proceda cuanto antes a la evacuación de los solicitantes de asilo debido a las condiciones de hacinamiento que viven los migrantes en los campos de las islas griegas, que se encuentran por encima de su capacidad prevista, y la falta de servicios médicos para poder hacer frente a un brote.

El lunes, el Gobierno anunció que las restricciones de movimiento por la pandemia de coronavirus en los campos de refugiados y centros de detención quedaba ampliada hasta el próximo 10 de mayo. Además, las autoridades han insistido en la importancia de que los migrantes no abandonen estos campamentos como medida de prevención.

VIOLACIÓN DEL PRINCIPIO DE NO DEVOLUCIÓN

Más de 18.000 solicitantes de asilo, 931 de ellos menores no acompañados, residen en el campo de refugiados de Moria, según datos de Oxfam Intermón y el Consejo Griego para los Refugiados (GCR), que han alertado de que las "condiciones poco salubres y de hacinamiento en que viven los migrantes no permiten garantizar su salud y seguridad, especialmente en plena pandemia".

En un comunicado, las organizaciones han denunciado que en las islas de Samos y Chios se han registrado casos de "expulsiones" a principios de abril, lo que plantea graves "preocupaciones sobre la vulneración del principio de no devolución y plantea cuestiones sobre si estas expulsiones serán investigadas apropiadamente por las autoridades".

No obstante, GCR y Oxfam han aplaudido la iniciativa de trasladar a 1.600 menores no acompañados a diferentes estados miembro de la Unión Europea, un plan que se puso en marcha el 15 de abril con un primer grupo de doce niños, que fueron trasladados a Luxemburgo. Un segundo grupo de 50 menores fue posteriormente enviado a Alemania.

Según el texto, el hecho de que haya pocas posibilidades de reasentamiento genera ansiedad entre los niños que se encuentran en Moria.

Por otra parte, la cuarentena obligatoria impuesta para todos los solicitantes de asilo que lleguen a la isla de Lesbos hace que los migrantes se vean abandonados en el norte de la isla. "A pesar de que el periodo de cuarentena finaliza, tienen que ser registrados y carecen de acceso a servicios sanitarios, duermen en la playa", señala el documento.

"Todos ellos esperan que el Gobierno actúe y cumpla con sus compromisos para garantizar que son registrados y pueden tramitar su asilo", han aseverado antes de recalcar que "Moria no solo es peligroso debido a la falta de condiciones higiénicas" sino también debido a "los riesgos existentes derivados del hacinamiento", algo que se incrementa debido a las medidas de confinamiento por el Covid-19.