Publicado 27/03/2021 14:02CET

Somalia/Kenia.- Somalia acusa a Kenia de politizar la crisis de los refugiados en los campos de Kakuma y Dadaab

Archivo -
Archivo - - DPA / ANNA KERBER - Archivo

MADRID, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

Somalia ha denunciado este sábado al Gobierno keniano por intentar cerrar por motivos puramente políticos los campos de refugiados de Kakuma y Dadaab, que llevan más de 30 años alojando a familias somalíes.

Las autoridades kenianas han instado esta semana a Naciones Unidas a que formule un plan para cerrar los campos por considerar que albergan a terroristas de Al Shabaab y suponen una amenaza para su economía, la más grande del este de África.

En respuesta, el ministro de Información de Somalia, Osman Abukar Dube, ha recordado que "los refugiados están protegidos por la Convención de Ginebra y Kenia no tiene derecho a expulsarles por la fuerza", según ha declarado a la filial somalí de la cadena BBC.

Ambos vecinos han suspendido relaciones diplomáticas tras años involucrados en disputas como su frontera marítima. Finalmente, en diciembre, Somalia anunció la ruptura después de la visita oficial del presidente de Somalilandia, Muse Bihi Abdi, a Nairobi, donde se reunió con altos funcionarios del Gobierno keniano.

"Si Kenia pierde en la política, que no lo pague con los refugiados", ha añadido el ministro somalí.

El campamento de Dadaab fue abierto en 1991 y acoge a más de 200.000 personas, la mayoría de ellas somalíes, mientras que el de Kakuma, que abrió sus puertas en 1992, es gestionado conjuntamente por las autoridades kenianas y ACNUR y aloja a cerca de 190.000 personas.

El Ejecutivo de Kenia ha pedido en varias ocasiones el cierre de Dadaab argumentando que en el mismo había infiltrados miembros del grupo yihadista Al Shabaab, que opera principalmente en Somalia y mantiene lazos con Al Qaeda, si bien el Tribunal Supremo impidió en 2017 su cierre.

Así, el tribunal indicó que el Ministerio del Interior se había extralimitado en sus funciones al ordenar la clausura del campamento --que llegó a albergar a más de 580.000 refugiados en 2011-- y declaró inconstitucional la repatriación a Somalia de los refugiados.

Contador