Publicado 24/07/2021 12:59CET

Somalia.- El primer ministro somalí cesa a uno de los grandes aliados del presidente en los servicios de Inteligencia

Archivo - Mohamed Husein Roble  jura como nuevo primer ministro de Somalia
Archivo - Mohamed Husein Roble jura como nuevo primer ministro de Somalia - PRESIDENCIA DE SOMALIA - Archivo

MADRID, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Somalia, Mohamed Husein Roble, ha fulminado del cargo a Abdullahi Kullane, jefe de Gabinete de los servicios de Inteligencia somalíes y, según expertos, director adjunto 'de facto' de la organización y gran aliado del presidente del país, Mohamed Abdullahi 'Farmajo'.

En un comunicado realizado a última hora del viernes, el portavoz del Gobierno somalí, Mohamed Ibrahim Moalimuu, anunció el cese tanto de Kullani como del director de Intelgencia de la organización, Abdiwahab Sheij Ali, por impedir la salida del país a varios ciudadanos, en lo que se trata de un durísimo golpe contra la Agencia Nacional de Seguridad e Inteligencia (NISA), un actor instrumental en la actual crisis política que atraviesa el país africano.

Largos meses de parálisis política y conflicto territorial desembocaron en el aplazamiento de las elecciones de febrero, un momento que amagó con llevar el país a la catástrofe después de que 'Farmajo' aceptara una nominación del Parlamento para prolongar artificialmente su mandato.

Para apaciguar la situación y tras presiones nacionales e internacionales, 'Farmajo' decidió dar un paso atrás y aceptar al primer ministro Roble como garante del proceso electoral. Criticado por su frialdad a la hora de abordar medidas claras para convencer a las partes enfrentadas -- particularmente los candidatos opositores en las elecciones y las autoridades de estados con ambiciones autonómicas, como Puntlandia o Jubalandia --, Roble ha dado un golpe de efecto con el despido de Kullane.

El cesado ha actuado como "gobernador en la sombra" del estado de Gedo y jefe de campaña de 'Farmajo' en su carrera a la selección. En Gedo, Kullane se dedicó a minar la autoridad de la administración de Jubalandia a través de sus milicias Dufaan, criticadas por la comunidad internacional por su uso excesivo de la violencia. Precisamente uno de los ciudadanos a los que prohibió el desplazamiento era Osman Moalim, exgobernador de Gedo.

El cese de Kullane, según los expertos del portal Garowe on Line, era una petición tanto de los candidatos opositores a la presidencia como de los mencionados estados, que le percibían como un "agente de caos", pero apuntan a que no cesarán en sus quejas hasta que el máxio responsable de la NISA, el islamista Fahad Yassin, renuncie a su cargo por actuar como organizador de las campañas ejecutadas por Kullane.