Publicado 03/02/2021 13:18CET

Somalia.- Somalia mata a tres presuntos miembros de Al Shabaab tras el ataque con proyectiles contra el presidente

Un miliciano progubernamental en la capital de Somalia, Mogadiscio
Un miliciano progubernamental en la capital de Somalia, Mogadiscio - 2011 GETTY IMAGES / JOHN MOORE - Archivo

MADRID, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las fuerzas de seguridad de Somalia han matado este miércoles a tres supuestos miembros del grupo terrorista Al Shabaab implicados en el reciente ataque con proyectiles de mortero contra el presidente, Mohamad Abdulahi Mohamad, en la ciudad de Dhusamareb (centro).

Fuentes de seguridad citadas por el portal somalí de noticias Goobjoog News han indicado que los presuntos milicianos murieron en una operación llevada a cabo por el Ejército en los alrededores de la ciudad poco después de los disparos, que dejaron cuatro policías heridos.

Entre los objetivos atacados en la ciudad figuran un edificio en el que se encontraban reunidos el presidente y el primer ministro, Mohamed Roble, con varios líderes de las regiones del país para abordar la crisis política derivada de las elecciones.

Según estas informaciones, entre los muertos figuraría un alto cargo de Al Shabaab que estaba al frente de las operaciones del grupo en Dhusamareb y Elbur. Las fuerzas de seguridad se han incautado armas y han detenido a un sospechoso durante la operación.

Por otra parte, fuentes de seguridad citadas por el portal de noticias Garowe Online han apuntado que siete personas murieron el martes en un enfrentamiento entre el Ejército y Al Shabaab en el sur del país africano, sin que las autoridades se hayan pronunciado al respecto.

Somalia hace frente a un aumento del número de ataques por parte de Al Shabaab --vinculada a la organización terrorista Al Qaeda--, tanto en la capital, Mogadiscio, como en otras zonas del sur del país. Ante ello, Estados Unidos ha incrementado sus bombardeos contra el grupo.

El país se encuentra además sumido en una crisis a causa de las parlamentarias y presidenciales que debieron arrancar en diciembre, en medio de las denuncias de la oposición y las tensiones entre el Gobierno central y las autoridades de las regiones de Puntlandia y Jubalandia.

Los candidatos opositores han rechazado de forma consistente los trabajos del organismo establecido para organizar las elecciones debido a sus quejas en torno a su composición, al entender que está formado por designados políticos, agentes de Inteligencia y "amigos" del presidente, motivo que les llevó a anunciar su intención de crear una "comisión nacional electoral de salvación" paralela.