Publicado 15/04/2021 09:24CET

Somalia.- Somalia rechaza las críticas internacionales a la extensión de los mandatos del presidente y el Parlamento

Archivo - El presidente de Somalia, Mohamed Abdulahi 'Farmajo' interviene ante la Asamblea General de la ONU
Archivo - El presidente de Somalia, Mohamed Abdulahi 'Farmajo' interviene ante la Asamblea General de la ONU - MICHAEL BROCHSTEIN / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

Denuncia un estancamiento del diálogo por "presiones extremas de influencias extranjeras" a Jubalandia y Puntlandia

MADRID, 15 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Somalia ha rechazado las críticas internacionales a la decisión de la cámara baja del Parlamento de prorrogar dos años el mandato del presidente, Mohamed Abdulahi Mohamed, ante la ausencia de un acuerdo para la celebración de elecciones y ha insistido en que la medida busca "proteger las instituciones".

"El Gobierno de Somalia está profundamente consternado por los comunicados de algunos de sus socios internacionales y amigos, que malinterpretan las leyes aprobadas por las instituciones de gobierno para mantener los derechos democráticos del pueblo a elegir a sus líderes y los presentan como extensiones ilegales de los mandatos", ha señalado el Ministerio de Exteriores somalí.

Así, ha subrayado en un comunicado que "el pueblo somalí espera la oportunidad de ejercer sus derechos democráticos y usar el poder de su voz para elegir a sus líderes", antes de defender que el Ejecutivo "ha realizado esfuerzos significativos en este sentido" y recordar que "el 17 de septiembre de 2020, los líderes políticos acordaron suspender ese proceso y celebrar elecciones indirectas".

"Como todos hemos presenciado durante los últimos nueve meses, dos de los siete firmantes del acuerdo del 17 de septiembre de 2020, los líderes de las administraciones de Jubalandia y Puntlandia, actuando bajo presiones extremas de influencias extranjeras, intentaron estancar y secuestrar el proceso creando demandas interminables y pidiendo el desmantelamiento de las instituciones gubernamentales", ha criticado.

El Ministerio ha hecho hincapié en que "los riesgos potenciales de perder los progresos obtenidos empujaron a la Cámara del Pueblo a debatir y votar el 12 de abril a favor de proteger las instituciones del país", al tiempo que ha señalado que "esta decisión fue ampliamente apoyada por actores políticos clave del país, incluido el Ejecutivo federal, la administración de Banadir --donde está la capital, Mogadiscio--, y tres de los cinco estados".

De esta forma, ha argüido que la Constitución recoge que la cámara baja del Parlamento tiene autoridad para "aplicar leyes especiales que definen las regulaciones sobre las elecciones a nivel federal" y ha añadido que la aprobada para dar 'luz verde' al modelo de "una persona, un voto" sustituye a todas las anteriores, "incluido el acuerdo del 17 de septiembre".

"Si bien apreciamos las preocupaciones de nuestros amigos y socios internacionales por la estabilidad y la seguridad de Somalia, es lamentable ver que defensores de los principios democráticos no apoyan las aspiraciones del pueblo somalí a ejercer sus derechos democráticos", ha manifestado.

En esta línea, ha advertido de que "los comentarios incendiarios, marcados por amenazas que socavan la independencia política y los derechos soberanos de las instituciones nacionales, sólo ayudarán a fortalecer a las organizaciones terroristas y a los elementos contrarios a la paz en Somalia".

"El Gobierno de Somalia apoya las decisiones adoptadas por el Parlamento y seguirá comprometido a aplicar unas elecciones libres y justas en el país, en el marco temporal estipulado. Pedimos a nuestros amigos y aliados que mantengan su apoyo constructivo a la seguridad y la estabilidad a largo plazo de Somalia", ha remachado.

El comunicado del Ministerio de Exteriores ha sido publicado en medio de la catarata de críticas internacionales, entre ellas las de Estados Unidos, que afirmó el martes que "revaluará las relaciones" bilaterales tras esta decisión, al tiempo que describió como "vital" alcanzar un consenso en torno al proceso electoral.

"Estas acciones generarían profundas divisiones, socavarían el proceso de federalismo y las reformas políticas que han estado en el centro del progreso del país y la asociación con la comunidad internacional, y desviarían la atención de la lucha contra Al Shabaab", precisó el Departamento de Estado estadounidense.

CRÍTICAS DESDE LA UE

Por su parte, el Alto Representante de la Unión Europea para Política Exterior y Seguridad Común, Josep Borrell, valoró que la "extensión 'de facto'" del mandato del presidente, conocido popularmente como 'Farmajo', "socava los esfuerzos de larga data, apoyados por la UE y la comunidad internacional, para reconstruir Somalia a través del consenso".

"La comunidad internacional, incluida la UE han expresado de forma reiterada y pública que bajo ninguna circunstancia se puede aceptar una extensión del mandato del Gobierno o un proceso parcial o paralelo relacionado con las elecciones, sin el acuerdo de las partes con el pacto electoral del 17 de septiembre", argumentó.

Así, reseñó que "la UE cree que la aprobación y ratificación de esta resolución dividirá Somalia, impondrá retrasos adicionales y constituirá una grave amenaza para la paz y la estabilidad de Somalia y sus vecinos", al tiempo que adelantó que el bloque adoptará "medidas concretas" si no hay un retorno "inmediato" a las conversaciones para lograr un acuerdo sobre las elecciones.

La decisión de la Cámara Baja ha sido duramente criticada por parte de los candidatos opositores a la Presidencia y por los presidentes de las regiones de Jubalandia y Puntlandia, rivales de 'Farmajo'. Durante los últimos meses, le han acusado de "socavar" las conversaciones para evitar que se celebren elecciones "pacíficas".

La oposición ha pedido abordar la aplicación del acuerdo de septiembre sobre la formación del comité encargado de las elecciones --cuya composición actual rechazan--, aspectos relacionados con la seguridad del proceso, cambios en la cúpula del Ejército y la Policía y un compromiso de 'Farmajo' a limitar sus competencias, así como que se investigue la represión de las protestas del 19 de febrero, que se saldaron con diez muertos.

Contador