Publicado 15/12/2020 07:08CET

Somalia.- Somalia rompe relaciones diplomáticas con Kenia tras la reciente visita oficial de Somalilandia a Nairobi

El presidente de Somalia, Mohamed Abdullahi Mohamed  'Farmajo'
El presidente de Somalia, Mohamed Abdullahi Mohamed 'Farmajo' - 2019 GETTY IMAGES / RICCARDO SAVI - Archivo

MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Somalia ha anunciado este lunes la decisión de romper sus relaciones diplomáticas con Kenia, después de la visita oficial de este domingo del presidente de Somalilandia, Muse Bihi Abdi, a Nairobi, donde se reunió con altos funcionarios del Gobierno keniano.

"El Gobierno de Somalia, basándose en su soberanía y cumpliendo con su deber constitucional de salvaguardar la unidad, la soberanía y la estabilidad del país, ha decidido romper las relaciones diplomáticas con el Gobierno de Kenia", ha declarado el ministro de Información, Osman Dubbe, informa la televisión estatal somalí SNTV.

Somalilandia, antigua colonia británica, declaró su independencia el 18 de mayo de 1991, después de formar parte de Somalia durante 31 años. Esta declaración rompió la llamada Gran Somalia.

La nueva república, en realidad considerada como una región semiautónoma, no goza del reconocimiento formal de ningún país del mundo, como tampoco de Naciones Unidas, aunque mantiene buenas relaciones con países vecinos, como Etiopía, o Kenia.

El presidente de Somalilandia, Muse Bihi Abdi, aterrizó este domingo en Nairobi, en donde fue recibido por los ministros de Agricultura, Peter Munya, y de Asuntos Exteriores, Ababu Namwamba, a la espera de que sea recibido por su homólogo keniano, Uhuru Kenyatta.

Somalia ha retirado a su personal diplomático de Nairobi y ha dado un plazo de una semana al Gobierno de Nairobi para que haga lo propio con sus representantes a partir de este martes, según informa el diario somalí 'Garowe Online'.

Las precarias relaciones entre ambos países empeoraron en las últimas semanas después de que Somalia ordenara la expulsión del embajador de Kenia en el país, al considerar que el Gobierno de Nairobi estaba interfiriendo en las elecciones presidenciales y parlamentarias previstas para el próximo febrero de 2021.

Concretamente, Somalia acusó a Kenia de efectuar una "interferencia abierta y descarada" al "aplicar una enorme presión política" sobre el líder de Jubalandia, Ahmed Madobe, "a la hora de perseguir sus intereses en Somalia", concretamente al obligar a Madobe a renegar de un acuerdo político sobre las próximas elecciones, según la versión del Gobierno somalí.

MOMENTO CRÍTICO

El proceso electoral en el país africano atraviesa una situación extremadamente delicada. Un grupo de catorce candidatos opositores a la Presidencia de Somalia exigieron a finales de noviembre la renuncia del jefe de los servicios de Inteligencia (NISA), así como la disolución de los comités electorales designados para la organización de las próximas elecciones, amenazando de lo contrario con llevar a cabo un proceso electoral paralelo.

Los opositores, entre los que figuran algunos antiguos presidentes y primeros ministros del país, han defendido en un comunicado que el jefe de la NISA, Fahad Yasín Hadi Dahir, "debería dimitir ya que es el jefe de la campaña electoral del presidente saliente, Mohamed Abdullahi Mohamed, para garantizar la imparcialidad de la NISA".

En su comunicado de 18 puntos al término de una reunión de varios días en Mogadiscio, han insistido en su exigencia de que se disuelvan los comités encargados de la organización de las próximas elecciones parlamentarias dado que están compuestos por funcionarios, agentes de Inteligencia y "amigos" y se designen nuevos miembros en consultas con los candidatos y con los gobiernos regionales, entre otros.