Estas son las claves del caso 'Jesús Santrich', el obstáculo que frena la implementación del Acuerdo de Paz en Colombia

Publicado 25/05/2019 15:43:23CET
ENRIQUE DE LA OSA / REUTERS - Archivo

   BOGOTÁ, 25 May. (Notimérica) -

   El exguerrillero Seuxis Paucias Hernández, conocido como 'Jesús Santrich', fue detenido el 9 de abril de 2018 en Bogotá por agentes de la Fiscalía de Colombia debido a que sobre él pesaba una orden de captura internacional con fines de extradición a solicitud del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

   El exlíder de las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que participó en las negociaciones de paz de La Habana que culminaron con la desmovilización de esta guerrilla, está acusado de haber participado en un acuerdo para transportar diez toneladas de cocaína a Estados Unidos a cambio de unos 15 millones de dólares.

   Tanto él como la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, el partido político surgido de la guerrilla, afirman que es víctima de un montaje conjunto del Gobierno estadounidense para llevar a los líderes de la antigua guerrilla ante los tribunales norteamericanos.

   Sin embargo, y como parte del Acuerdo de Paz, 'Jesús Santrich' no está sujeto a la justicia ordinaria, sino a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), creado por el acuerdo para llevar los juicios de los crímenes de los excombatientes.

   Este tribunal de paz otorgó el pasado 15 de mayo a 'Santrich' el beneficio de no extradición a Estados Unidos y ordenó a la fiscalía dejarlo en libertad. Esta decisión de la JEP ha generado una auténtica crisis institucional en el país sudamericano, en el que ya han dimitido el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, y la ministra de Justicia, Gloria María Borrero.

   A pesar de la orden de la JEP, tras salir de la cárcel de la Picota 'Santrich' fue nuevamente detenido por la Policía aludiendo tener nuevas evidencias en su contra.

   Estos hechos provocaron que se haya puesto en vilo la confianza en la implementación del Acuerdo de Paz y haya enfriado las relaciones entre Colombia y Estados Unidos.

OPERACIÓN ENCUBIERTA

   La Procuraduría de Colombia fue la que apeló el fallo de la JEP, alegando que corresponde a la Corte Suprema de Justicia decidir sobre la extradición. Esta apelación es estudiada por la Sección de Revisión de la JEP, que el próximo 31 de mayo anunciará si mantiene su decisión o la cambia.

   De forma paralela, la fiscalía abrió un nuevo caso contra 'Santrich' para juzgarlo por narcotráfico y concierto para delinquir, en base al mismo delito por el cual lo requiere Washington.

   Los fiscales aseguraron que poseían nuevos testimonios incriminatorios, despertando suspicacias de por qué no los presentaron durante los muchos meses que el caso estuvo en la JEP.

   Apenas la JEP negó la extradición, se filtró a la prensa un vídeo en el que 'Santrich' aparece junto a Marlon Marín (sobrino del exjefe negociador de paz Iván Márquez) y otros dos hombres, supuestos miembros del Cartel de Sinaloa, con los que hablan sobre un negocio de drogas.

   Esos dos hombres podrían ser agentes encubiertos de la agencia antidrogas de EEUU (DEA), ya que uno es el que filma el diálogo de forma subrepticia y el otro aparece con su rostro borrado.

   Ante las tensiones políticas y polarización que generó este nuevo giro del caso 'Santrich', importantes voces en la política nacional como la del expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez, líder del partido de Gobierno, Centro Democrático, pidieron convocar una Asamblea Nacional Constituyente, para por esta vía hacerle profundas modificaciones al Acuerdo de Paz e incluso derogar la JEP.

Para leer más