Publicado 04/10/2021 18:03CET

Sri Lanka.- Imputadas 25 personas con más de 23.000 cargos por los atentados del Domingo de Pascua de 2019 en Sri Lanka

Archivo - Memorial por atentados de Sri Lanka
Archivo - Memorial por atentados de Sri Lanka - Pradeep Dambarage/ZUMA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Sri Lanka han imputado este lunes a 25 personas con un total de 23.270 cargos por su presunta implicación en la ola de atentados que tuvieron lugar en Sri Lanka el Domingo de Pascua de 2019 y que se saldaron con 269 muertos y unos 500 heridos.

Los cargos se han conocido después de que 24 de los acusados fueran trasladados a un tribunal especial. Uno de ellos, sin embargo, no ha podido desplazarse al juzgado debido a que está enfermo con COVID-19.

Los cargos han tenido que ser traducidos al tamil después de que el caso se retrasara debido a que los abogados de la defensa solicitaran que los documentos estuvieran en dicha lengua, que se habla principalmente en el noreste de Sri Lanka.

El fiscal adjunto Haripriya Jayasundera ha señalado que la Policía está llevando a cabo investigaciones imparciales y que el Gobierno ya había obtenido ayuda de países como Estados Unidos y Australia para realizar investigaciones forenses.

Los acusados han sido imputados por conspirar para cometer asesinato, ser cómplices de asesinato y hacerse con armas y municiones, así como por intento de asesinato.

Más de un centenar de personas murieron el 21 de abril solo en una explosión, la ocurrida en la Iglesia de San Sebastián, en la ciudad de Negombo, al norte de la capital. Otra treintena de personas fellecieron en la explosión de la Iglesia de Sión, en Batticaloa (provincia Oriental del país). La tercera detonación tuvo lugar en la iglesia de San Antonio, en el distrito de Kotahena, en Colombo, y dejó al menos medio centenar de fallecidos.

Tres hoteles se vieron gravemente afectados por los atentados: el Cinnamon Grand, el Kingsbury y el Shangri-La, todos ellos en Colombo y de categoría cinco estrellas. Cuatro horas después ocurrieron otras dos explosiones. La primera, en el jardín zoológico nacional de Dehiwala, a 10 kilómetros al sur de Colombo.

La octava explosión de aquel día tuvo lugar en el barrio residencial de Dematagoda, cuando policías que investigaban los atentados contra los hoteles siguieron a un sospechoso hasta una casa donde fue detonado el explosivo.

Contador