Publicado 11/11/2021 19:00CET

Sri Lanka.- Sri Lanka aprueba medidas contra la COVID-19 que permiten limitar la asistencia a actos públicos

23 October 2021, Sri Lanka, Colombo: Death-row inmates of Sri Lanka's Welikada prison protest on the roof of the prison. The correction facility's officials said about 150 Sri Lankan death row inmates have gone on a hunger strike to demand that their sent
23 October 2021, Sri Lanka, Colombo: Death-row inmates of Sri Lanka's Welikada prison protest on the roof of the prison. The correction facility's officials said about 150 Sri Lankan death row inmates have gone on a hunger strike to demand that their sent - Pradeep Dambarage/ZUMA Press Wir / DPA

Las restricciones llegan días antes de una manifestación masiva convocada por la oposición

COLOMBO, 11 Nov. (DPA/EP) -

El Gobierno de Sri Lanka ha promulgado este jueves nuevas medidas en el contexto de la pandemia del coronavirus que limitan la participación en las reuniones públicas, días antes de que la oposición salga a las calles en una manifestación masiva en la capital.

Con la nueva normativa, el Gobierno ha facultado a las autoridades a determinar el número máximo de personas que se pueden reunir en las convocatorias públicas, aunque, por el momento, no está claro cómo actuará cada autoridad sanitaria local y, por tanto, si se permitirá la celebración de la concentración.

La nueva medida se ha probado poco después de que el principal partido de la oposición, el Frente Popular Unido, convocara una manifestación para el próximo martes en Colombo en un acto que se espera que atraiga a multitudes de todo el país, con más de 10.000 personas, según anticipan los organizadores.

De celebrarse, sería la primera gran manifestación pública en contra del Ejecutivo desde que fuera elegido el pasado mes de agosto.

Según el director general de los Servicios de Salud del país, Asela Herath, la nueva medida forma parte de las normas adoptadas con la intención de enfrentar la pandemia. No obstante, las cifras que ha venido registrando el país asiático no constatan ninguna tendencia al alza.

El número de muertes por coronavirus ha descendido a una media diaria de 20, frente a las más de 200 de septiembre, mientras que el número de infecciones notificadas diariamente es de unas 600, frente a las 4.000 de septiembre.

En este contexto, el diputado opositor Nalin Bandara ha indicado que "es obvio que el Gobierno no quiere que se produzca la protesta", por lo que "está usando la normativa sanitaria tapadera".

Contador