Publicado 03/02/2021 15:11CET

Sri Lanka.- Sri Lanka rechaza las críticas de la ONU y dice que el último informe está "fuera de sus competencias"

El presidente de Sri Lanka, Gotabaya Rajapaksa
El presidente de Sri Lanka, Gotabaya Rajapaksa - Pradeep Dambarage/ZUMA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Sri Lanka ha rechazado este miércoles el informe publicado la semana pasada por Naciones Unidas sobre supuestas violaciones de los Derechos Humanos en el país asiático y ha recalcado que estaba "fuera de sus competencias".

El ministro de Energía ceilandés, Udaya Gammanpila, ha indicado que hay dos motivos para rechazar el informe, entre ellos que "sólo el contenido de dos páginas y media de las 17 del documento está bajo el mandato" del Alto Comisionado para los Derechos Humanos.

"El otro motivo es que no hay pruebas suficientes que sustenten las afirmaciones que se formulan en el informe", ha indicado durante una rueda de prensa, tal y como ha recogido el portal ceilandés de noticias The Morning.

El informe advierte de que la "trayectoria actual" de Sri Lanka "prepara el escenario para la repetición de políticas y prácticas que dieron lugar a graves violaciones de los Derechos Humanos" e incide en que el hecho de que el Gobierno no aborde las violaciones de derechos del pasado supone un "significativo" aumento del riesgo de que vuelvan a producirse.

En este sentido, apunta a que preocupan tendencias como "la aceleración de la militarización de la funciones gubernamentales civiles, la revocación de salvoconductos constitucionales, la obstrucción política en la rendición de cuentas, el uso de leyes antiterroristas, la intimidación de la sociedad civil o la retórica excluyente".

Asimismo, denuncia que el actual Gobierno "obstruye" las investigaciones y juicios de las violaciones y "ha revertido los escasos avances" que se habían producido. El informe insta además a la comunidad internacional a tomar medidas preventivas y mejorar el seguimiento de la situación.

De acuerdo con el informe, desde 2020, el presidente de Sri Lanka, Gotabaya Rajapaksa, ha designado al menos 28 exmilitares y personas de los servicios de Inteligencia en puestos administrativos clave. "Son preocupantes los nombramientos de altos funcionarios militares que estuvieron implicados, según informes de la ONU, en presuntos crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad durante los últimos años del conflicto", lamenta.

Mahinda Rajapaksa, presidente durante la fase final del conflicto con las milicias tamiles, ocupa actualmente el cargo de primer ministro, mientras que su hermano, Gotabaya, anterior ministro de Defensa, ocupa la Presidencia desde las elecciones de 2019.