Publicado 22/08/2021 17:50CET

Sudáfrica.- La Policía de Sudáfrica está en "máxima alerta" ante los rumores de nuevas protestas por Jacob Zuma

Archivo - Un policía de Sudáfrica durante los disturbios en Johanesburgo en el marco de las protestas para exigir la liberación del expresidente Jacob Zuma
Archivo - Un policía de Sudáfrica durante los disturbios en Johanesburgo en el marco de las protestas para exigir la liberación del expresidente Jacob Zuma - YESHIEL/XINHUA NEWS/CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 22 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las fuerzas de seguridad han informado de que están en estado de "máxima alerta" ante el riesgo de incidentes violentos durante la jornada del lunes después de que se hayan detectado mensajes sobre la convocatoria de una huelga general nacional en el marco de las protestas contra el encarcelamiento del expresidente Jacob Zuma.

"La Estructura Nacional Conjunta Operativa y de Inteligencia está al tanto de mensajes inflamatorios en redes sociales con llamamientos a la violencia", ha informado un portavoz del organismo policial, el teniente coronel Robert Netshiunda.

"Quienes están detrás de estos mensajes deben saber que incitar a la violencia es un delito penal. La población no debería difundir estos mensajes que dividen", ha añadido, según recoge el periódico 'Sowetan'.

Netshiunda ha explicado que se ha constado la existencia de mensajes para movilizarse y participar en la huelga general y ha emplazado a la población a no hacer caso de estos llamamientos.

"No hay que participar en actividades que desafíen el estado de Derecho y socaven la autoridad del Estado", ha añadido. Al mismo tiempo, ha recordado que las concentraciones en exterior están restringidas a un máximo de 100 asistentes.

Más de 300 personas murieron en julio durante las protestas y disturbios en KwaZulu-Natal y Gauteng contra el encarcelamiento de Zuma.

El 29 de junio, el Tribunal Constitucional declaró a Zuma culpable de violar su orden de testificar ante un panel judicial que investiga la corrupción durante su mandato. Su caso ha sido una prueba clave para la democracia del país y su determinación de defender el estado de Derecho.

Ex agente de inteligencia, Zuma dirigió Sudáfrica durante casi nueve años hasta que el gobernante Congreso Nacional Africano le obligó a dimitir en 2018 para detener una pérdida de apoyo electoral.

El Gobierno estima que más de 500 mil millones de rands (35.000 millones de dólares) fueron robados de las arcas del estado durante su mandato. Zuma ha negado cualquier tipo de negligencia o delito al respecto.

Contador