Publicado 22/11/2021 15:11CET

Sudáfrica.- Ramaphosa pide a los hombres jugar un mayor papel a la hora de prevenir la violencia de género en Sudáfrica

Archivo - El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa
Archivo - El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa - Kay Nietfeld/dpa - Archivo

Dice que las estadísticas "son una vergüenza" y que la violencia contra las mujeres es "una pandemia"

MADRID, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, ha hecho este lunes un llamamiento a los hombres sudafricanos a jugar un mayor papel a la hora de prevenir la violencia de género ante el aumento de las violaciones, la violencia doméstica y el asesinato de niños en el país africano.

"En sólo tres meses, entre julio y septiembre de 2021, 9.556 personas, la mayoría mujeres, fueron violadas. Esto es un siete por ciento más que en el periodo anterior", ha dicho en una carta en la que han resaltado que en este plazo se denunciaron además 73.000 agresiones, de las cuales más de 13.300 eran violencia de género.

Asimismo, Ramaphosa ha alertado de que "la tasa de asesinato infantil ha aumentado un tercio respecto al periodo anterior" y ha hecho hincapié en que "estas estadísticas son una vergüenza". "Estamos bajo la tenaza de una incansable guerra lanzada contra los cuerpos de mujeres y niños que, pese a nuestros esfuerzos, no muestra signos de reducirse", ha lamentado.

El presidente sudafricano ha manifestado que "la violencia perpetrada por los hombres contra las mujeres es la segunda pandemia a la que este país debe hacer frente" y ha argüido que, "como la pandemia de coronavirus, puede superarse si se trabaja de forma unida".

"Si cada hombre se reúne con dos hombres y los tres se comprometen a no violar a una mujer, no poner la mano encima a una mujer y rinden cuentas, podemos empezar a hacer frente seriamente a la violencia de género en nuestro país", ha defendido.

Así, ha subrayado la "responsabilidad" del Gobierno a la hora de destinar los "recursos necesarios" para combatir la violencia de género y ha incidido en que es necesario hacer "preguntas duras sobre cada persona como ser humano", según una carta publicada por la Presidencia sudafricana a través de su página web.

"Cuando nos miramos al espejo, ¿vemos a los sudafricanos orgulloso, resilientes, pacíficos y amantes de la paz que esperamos ser?", se ha preguntado, antes de lamentar que "la mayoría" de los que participan en los actos anuales de apoyo a las mujeres y contra la violencia de género "son mujeres y niños". "Esto tiene que cambiar", ha dicho.

"La violencia de género es, después de todo, un problema de violencia masculina. Predominantemente los violadores son hombres. Principalmente son los hombres los responsables de la violencia doméstica", ha señalado, al tiempo que ha abogado por aumentar la concienciación y los esfuerzos de educación y prevención".

Por ello, ha argumentado que "deben ser hombres en posición de autoridad en el sistema educativo" los que trabajen para que las escuelas sean lugares seguros para las estudiantes y ha reclamado que los hombres "jueguen un papel más formativo y presente en sus familias, particularmente a la hora de enseñar a sus hijos a mostrar una masculinidad sana y positiva que respete a mujeres y niños".

"Las comunidad y las organizaciones comunitarias deben trabajar con el Gobierno para aplicar intervenciones que redefinan la masculinidad para educar a hombres con empatía, tolerancia y respeto", ha señalado, antes de incidir en que "no puede depender de las mujeres y los niños poner fin a los impactantes niveles de violencia y abusos que sufren".

PIDE "UN MAYOR PAPEL" EN LA PREVENCIÓN

Por ello, ha reiterado que "los hombres sudafricanos deben jugar un mayor papel a la hora de evitar la violencia de género" y ha dicho que "deben entender qué constituye violencia de género, especialmente en lo relativo a la violencia sexual".

"Las últimas estadísticas sobre criminalidad muestran que casi 4.000 personas fueron violadas en sus casas o en las del responsable y que en 400 de estos casos la víctima y el responsable tenían una relación. Esto sugiere que algunos no entienden que la actividad sexual sin consentimiento explícito es un crimen", ha agregado.

De esta forma, Ramaphosa ha dicho que "los hombres deben respetar a sus mujeres y novias y entender que estar en una relación íntima no es una justificación para la violencia doméstica", antes de recalcar que "no es suficiente intervenir una vez que el responsable entra en el sistema de justicia".

"Tenemos que evitar la violencia de género antes de que tenga lugar. Pido a todos los hombres sudafricanos (...) que sean parte de los esfuerzos de prevención que se necesitan urgentemente en nuestros hogares y comunidades", ha señalado, quien ha dicho que "al negarse a permitir la violencia contra mujeres y niños (...) se da ejemplo".

"Trabajemos juntos como uno para garantizar que la campaña de 16 Días de Activismo de este año tiene un significado y que va más allá de las meras palabras y deriva en un cambio real en la vida de las mujeres y niños de Sudáfrica", ha remachado el mandatario sudafricano.

Contador