Publicado 14/07/2021 22:30CET

Sudáfrica.- El rey zulú pide calma mientras las protestas se suceden en Sudáfrica tras el encarcelamiento de Zuma

Un policía de Sudáfrica durante los disturbios en Johanesburgo en el marco de las protestas para exigir la liberación del expresidente Jacob Zuma
Un policía de Sudáfrica durante los disturbios en Johanesburgo en el marco de las protestas para exigir la liberación del expresidente Jacob Zuma - YESHIEL/XINHUA NEWS/CONTACTOPHOTO

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El rey de los zulú Misuzulu ha hecho un llamamiento a la calma este miércoles en medio de las protestas que se suceden en las provincias sudafricanas de KwaZulu-Natal y Gauteng tras el encarcelamiento del presidente Jacob Zuma, que por el momento ha dejado 72 muertos.

En un discurso televisado, el monarca del principal grupo étnico del país y considerado una figura de gran influencia en la política nacional, se ha dirigido a la etnia zulú, mayoritaria en KwaZulu-Natal para lamentar que "el pueblo de mi padre se está suicidando".

"Quienes más sufrirán por una economía debilitada son los pobres, los vulnerables y los que luchan", ha agregado, ya que "cuando no se pueden entregar alimentos porque se queman camiones y almacenes, nuestra gente pasará hambre", ha explicado, informa 'News24'.

El monarca ha criticado que "lo que está sucediendo actualmente presenta una mala imagen de la nación zulú" y ha aseverado que "nunca" imaginó que "la gente de mi padre estaría involucrada en la quema de su propio país".

"Debo hacer un llamamiento a todos para que demos un paso atrás y consideremos el daño causado por nuestras propias acciones", ha pedido, finalmente. "Somos mejores que esto. Somos un pueblo digno. Respetemos el estado de derecho y garanticemos que el orden regrese a KwaZuluNatal y donde sea que estemos como pueblo", ha ultimado.

Las protestas han continuado en estas dos provincias este miércoles. En KwaZulu-Natal se han registrado 156 incidentes separados de saqueos y violencia pública y hay 1.068 detenciones, informa 'Mail&Guardian', mientras que en Gauteng se han notificado 52 incidentes y 686 arrestos, según el ministro interino de la Presidencia, Khumbudzo Ntshavheni.

"Los agentes de la ley apoyados por los militares están trabajando incansablemente para garantizar que el país vuelva a la paz y la estabilidad y que los responsables de la inestabilidad sean rápidamente llevados a la cuenta", ha precisado Ntshavheni.

La Policía ha indicado que se están investigando 72 muertes, las cuales están relacionadas con estampidas por saqueos, explosiones y disparos en el marco de los disturbios.

El Tribunal Constitucional de Sudáfrica condenó a Zuma a 15 meses de cárcel por negarse a testificar ante un panel de jueces que está investigando los presuntos casos de corrupción en los que estuvo implicado durante sus nueve años de mandato al frente del país.

Zuma se convirtió así en el primer presidente elegido democráticamente en Sudáfrica que es condenado a prisión desde que el Congreso Nacional Africano (ANC) --partido que encabezó entre 2007 y 2017, cuando fue apartado en un consejo interno por su vicepresidente, Ramaphosa-- se hizo con el poder en 1994.

La caída de Zuma tuvo lugar en medio de la indignación popular por el peso de la familia Gupta, de origen indio, en la economía y la política del país africano, acusaciones que fueron recogidas en un informe de la ex Defensora Pública sudafricana --figura equivalente al Defensor del Pueblo-- Thuli Madonsela titulado 'La captura del Estado'.

Contador