Publicado 20/07/2021 06:26CET

Sudáfrica.- Seis arrestados como presuntos instigadores de los disturbios en Sudáfrica

Protestas en Sudáfrica tras el encarcelamiento del expresidente Jacob Zuma por desacato
Protestas en Sudáfrica tras el encarcelamiento del expresidente Jacob Zuma por desacato - YESHIEL / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

Zuma exige que su juicio sea aplazado hasta que se realice de forma presencial

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

La ministra interina de la Presidencia de Sudáfrica, Khumbudzo Ntshavheni, ha indicado este lunes que seis personas han sido arrestadas como presuntos instigadores de los disturbios ocurridos en el país a raíz de la detención del expresidente, Jacob Zuma, que dejaron más de 200 fallecidos.

"Tenemos seis arrestos de los instigadores, y de los arrestados, tres ya habían comparecido, pero fueron puestos bajo custodia policial para audiencias judiciales en las próximas semanas", ha dicho.

Asimismo, ha indicado que la situación en KwaZulu-Natal, una de las provincias donde estallaron las protestas, es "estable", si bien, se han registrado tres fallecidos más por lo que el balance total de muertes hasta la fecha ha ascendido a 215.

Por otro lado, más de 580 personas han compadecido ante tribunales en relación con los disturbios. El portavoz de Autoridad Nacional de la Fiscalía en Gauteng, Phindi Mjonondwane, ha explicado que 628 sospechosos se enfrentan cargos de "violencia pública, robo, daño intencional a la propiedad", entre otros, según recoge 'SACB News'.

Este lunes, el expresidente Zuma ha comparecido de forma virtual ante el tribunal de Pietermaritzburgo para responder a preguntas sobre los dieciséis cargos que le pesan.

Zuma ha pedido que el juicio se posponga una semana, hasta que pueda realizarse de forma presencial, así como sus abogados han solicitado lo mismo argumentado que debido a las interrupciones violentas no han podido reunirse con este para preparar la audiencia.

Concretamente se le acusa de haberse embolsado más de cuatro millones de rands (o 235.000 euros), en particular del grupo francés Thales, que fue una de las empresas adjudicatarias del contrato, valorado en 2.800 millones de euros. El gigante francés también está siendo procesado por corrupción y lavado de dinero. Zuma, como Thales, siempre ha negado estas acusaciones.

Contador