Publicado 01/11/2021 14:30CET

Sudán.- Arrestado nuevamente un exministro de Al Bashir un día después de su liberación en Sudán

Archivo - El expresidente de Sudán Omar Hasán al Bashir
Archivo - El expresidente de Sudán Omar Hasán al Bashir - MOHAMED KHIDIR / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

Al Burhan ordena el cese del fiscal general tras la excarcelación de varias figuras del antiguo régimen

MADRID, 1 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades militares de Sudán han arrestado nuevamente este lunes al exministro de Exteriores Ibrahim Ghandur, quien ocupó el cargo durante el régimen de Omar Hasán al Bashir, tras lo que el líder del golpe de la semana pasada, Abdelfatá al Burhan, ha cesado al fiscal general del país.

Fuentes de la familia de Ghandur han confirmado en declaraciones a la cadena de televisión Sky News Arabia que el exministro ha sido detenido a primera hora del lunes, horas después de ser liberado junto a varios antiguos altos cargos del régimen de Al Bashir.

Según las informaciones recogidas por el dairio sudanés 'Al Mashhad al Sudani', Al Burhan ha dado orden de volver a arrestar a los liberados durante los últimos días y ha cesado al fiscal general, Mubarak Mahmud Ozman, aparentemente por las órdenes para excarcelar a estas personas.

Ghandur es además un antiguo secretario general del Partido del Congreso Nacional de Al Bashir y fue detenido en junio de 2020 por su presunta implicación en planes de sabotaje. Contrajo el coronavirus en prisión y su familia pidió que se le proporcionara el tratamiento adecuado.

Entre los liberados figuran el exportavoz de los servicios de Inteligencia Al Shazli al Madé y el exdirector de información de los servicios de Inteligencia Muhamad Hamed Tabidi. Las excarcelaciones habían sido interpretadas como una posible implicación de círculos cercanos a Al Bashir en la asonada de la semana pasada.

Al Burhan, jefe del Ejército y del Consejo Soberano de Transición, anunció el 25 de octubre la disolución de este último organismo y del Gobierno de transición instaurado tras la asonada de abril de 2019, en la que fue derrocado Al Bashir, y ha prometido la formación de un nuevo Gobierno durante los próximos días.

Sudán fue escenario a mediados de septiembre de un intento de golpe de Estado, según apuntaron las autoridades de transición, a cargo de un grupo de oficiales de las Fuerzas Armadas supuestamente vinculados con Al Bashir, derrocado en una asonada tras meses de masivas manifestaciones en su contra.

Las autoridades de transición fueron instauradas tras un acuerdo entre la junta militar anterior, surgida tras el golpe de Estado de 2019, y diversas organizaciones civiles y formaciones políticas opositoras. Este Gobierno ha iniciado una batería de reformas sociales y económicas y ha alcanzado un acuerdo de paz con importantes grupos rebeldes de Darfur y otras zonas del país.

Sin embargo, la intentona de septiembre derivó en un intercambio de críticas y acusaciones entre los elementos civiles y militares que ha ahondado la crisis política, incluidas peticiones por parte de Al Burhan para disolver el Gobierno, que han derivado en los últimos días en manifestaciones enfrentadas a favor de las autoridades de transición y el Ejército.