Publicado 28/04/2020 13:26:12 +02:00CET

Sudán.- Bachelet advierte de que el coronavirus podría poner en juego la transición en Sudán si no recibe ayuda

Sudán.- Bachelet advierte de que el coronavirus podría poner en juego la transic
Sudán.- Bachelet advierte de que el coronavirus podría poner en juego la transic - faiz Abu bakr

Alerta de que no actuar ahora podría llevar al país a un nuevo conflicto y pide el levantamiento de las sanciones

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, ha advertido este martes de que la pandemia de coronavirus podría ser el "punto de inflexión" para el proceso de transición a la democracia en que está sumido Sudán a menos que el país africano reciba el apoyo necesario para afrontarla.

Según Bachelet, la falta de recursos limita la actuación del Gobierno de transición que está al frente del país en virtud del acuerdo alcanzado entre el Ejército y la oposición tras el golpe de Estado militar que depuso al presidente Omar Hasán al Bashir en abril de 2019, el cual había prometido desarrollo económico y social, democracia, paz y justicia.

La jefa de Derechos Humanos se ha referido específicamente en su comunicado a las sanciones unilaterales en curso --el país figura en la lista de patrocinadores del terrorismo de Estados Unidos--, el hecho de que las instituciones internacionales no hayan aliviado la deuda y al déficit de apoyo internacional al país africano. "El punto de inflexión podría ser la Covid-19", ha prevenido Bachelet.

"El sistema de salud simplemente no está equipado para gestionar un brote de la escala del que estamos viendo en otras partes del mundo", ha subrayado la expresidenta chilena. Hasta ahora, Sudán ha registrado 275 casos de coronavirus y 22 víctimas mortales.

"HAY QUE ECHAR UNA MANO A SUDÁN"

"Solo hay una manera de prevenir un desastre humanitario y es que los donantes se alcen y echen una mano a Sudán", ha sostenido Bachelet, que ha apostado por "actuar rápido y generosamente para ofrecer apoyo financiero". De lo contrario, ha advertido, "corremos el riesgo de un país que era prometedor que vuelva a la inestabilidad política y a un potencial conflicto".

La oficina de Bachelet ha recordado que de los 43 millones de habitantes del país, casi 2 millones están desplazados por los conflictos de Darfur, Kordofán del Sur y Nilo Azul. Además, incluso antes de la pandemia numerosos sudaneses tenían problemas para subsistir debido a las elevadas tasas de paro, la galopante inflación y la falta de protección social.

"La única manera en la que Sudán será capaz de romper este ciclo de pobreza y desesperación es que se le libere de los impedimentos de las sanciones impuestas en tiempos del anterior gobierno", ha reclamado la jefa de Derechos Humanos de la ONU, incidiendo en que "esto permitiría a Sudán atraer inversión para sus tan necesarias reformas económicas y acceder plenamente a los fondos de las instituciones financieras internacionales".

"La desigualdad y las injusticias sociales y económicas fueron los principales detonantes de la revolución del año pasado en Sudán", ha recordado. "Si estas y otras causas en la raíz no son atajadas de forma prioritaria, la exitosa transición de Sudán para lograr una paz duradera permanecerá distante", ha zanjado.

Contador