Publicado 29/10/2021 21:43CET

Sudán.- Borrell pide "moderación" y "respeto" al gobierno golpista de Sudán ante las manifestaciones de este sábado

Archivo - Manifestaciones en Jartum por el golpe de Estado contra el Gobierno de transición sudanés.
Archivo - Manifestaciones en Jartum por el golpe de Estado contra el Gobierno de transición sudanés. - DAVID DEGNER/GETTY IMAGE - Archivo

MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, ha demandado este viernes "moderación" y "respeto" a las autoridades golpistas de Sudán frente a las manifestaciones previstas para este sábado, después de los episodios de represión vividos a lo largo de esta semana durante otras protestas contra la asonada militar.

"En previsión de las manifestaciones pacíficas anunciadas para el próximo sábado 30 de octubre, exhortamos a todas las fuerzas militares y policiales a que actúen con moderación y traten a los manifestantes y periodistas con el debido respeto", ha reclamado el jefe de la diplomacia europea.

Al mismo tiempo, Borrell ha insistido nuevamente en el llamamiento de la Unión Europea para que se ponga en libertad de manera "inmediata" a todos los "presos políticos" desde el golpe de Estado, así como a "respetar su integridad física y sus Derechos Humanos".

"Regresar de inmediato al camino de la transición hacia la democracia liderada por civiles sigue siendo la única vía hacia la libertad, la paz y la justicia para todos los sudaneses", ha subrayado.

"Para ello, se necesita un diálogo entre todas las partes. Estamos dispuestos a apoyar ese diálogo y continuar apoyando la transición liderada por civiles", ha concluido el comunicado del alto representante.

Desde que este lunes el presidente del Consejo Soberano de Transición, Abdelfatá al Burhan, diera un golpe de Estado contra el Gobierno provisional del primer ministro, Abdalá Hamdok, miles de sudaneses han salido a las calles de todo el país para protestar por la asonada de los militares.

El primer día de protestas, pocas horas después del golpe, dejó al menos seis muertos y unos 140 heridos. En las últimas manifestaciones celebradas el jueves, otra persona murió debido a la represión policial y militar.