Publicado 27/10/2021 17:59CET

Sudán.- Borrell traslada al primer ministro sudanés depuesto por el golpe que la única salida es una transición civil

Archivo - El Alto Representante de la Política Exterior de la UE, Josep Borrell
Archivo - El Alto Representante de la Política Exterior de la UE, Josep Borrell - Claudio Centonze/European Commis / DPA - Archivo

BRUSELAS, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Alto Representante de la Política Exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, ha trasladado este miércoles al primer ministro sudanés, Abdalá Hamdok, depuesto este lunes por el Ejército de Sudán, que la única salida a la crisis es la vuelta de la transición liderada por un Gobierno civil.

En una llamada telefónica, el jefe de la diplomacia europea ha expresado su apoyo a la transición civil en el país "como única salida" a la crisis, según lo pactado en 2019 cuando se establecieron unas autoridades de transición tras un acuerdo entre la junta militar anterior que derrocó a Omar Hasán al Bashir y grupos opositores.

"Cualquier otra cosa es una traición a las aspiraciones de la gente que lideró la revolución hace dos años. No queremos que Sudán regrese a las horas más oscuras de su historia", ha asegurado Borrell sobre el contacto con Hamdok, que permanece detenido por el Ejército.

Este mismo miércoles, la delegación de la UE ha reclamado tener acceso al primer ministro sudanés, después de que los Veintisiete condenaran la maniobra del Ejército y el estado de emergencia decretado por el presidente del Consejo Soberano de Sudán y responsable del golpe, Abdelfatá al Burhan.

El bloque europeo ha denunciado la disolución de los órganos transitorios. "Este intento de socavar la transición de Sudán hacia la democracia es inaceptable. Si la situación no se revierte de inmediato, habrá graves consecuencias en el compromiso de la UE, incluido su apoyo financiero", señaló la UE en una declaración pactada por sus Estados miembros.

Entretanto, Al Burhan mantiene detenido al primer ministro y a varios ministros. El militar sudanés denunció que las fuerzas políticas "querían monopolizar" la transición, tras varias semanas de tensiones y acusaciones entre civiles y militares, antes de prometer que el Ejército "no interferirá" en la formación del nuevo Ejecutivo.

Las autoridades de transición, con el apoyo de la comunidad internacional, pilotaban desde 2019 el país y avanzaba en una agenda de reformas sociales y económicas, después de lograr un acuerdo de paz con importantes grupos rebeldes de Darfur y otras zonas del país.